Publicidad
Vie Ago 18 2017
26ºC
Actualizado 11:33 am
Lunes 13 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con…

Columnista: Orlando Pinilla Prada

Aunque Marx se sacuda en su tumba: los Sindicatos concebidos como un arma contra el capitalismo, terminaron siendo su mayor aliado, por lo menos los de las grandes Empresas y claro, claro, sus líderes sindicales también. Han logrado una clase obrera mínima cada día más rica y verdaderamente enemiga de los obreros del común, los de la economía informal, compuesta por cada vez más pobres.

Los Sindicatos, por lo menos en Colombia, nacieron y crecieron con el gusto y apoyo de los más necesitados, los asalariados todos. Se trataba de dar una batalla por mejorar las condiciones del trabajo y se tuvo éxito.

Los excesos de los minigrupos (Sindicatos Empresariales) mataron el empleo y ahondaron la distancia entre uno y otro grupo. Los obreros de las grandes y poderosas empresas subieron de clase social, del hambre a clase media baja, a clase media media y a media alta.  Quienes no tuvieron esa gracia, de clase media baja pasaron a miseria y hambre.

Los Sindicatos olvidaron pronto los tiempos difíciles, se deshicieron de los sufrimientos y se hicieron la idea de ser poderosos como su Empresa a la que creían inquebrable.

Pedían cada día prevendas que otras Empresas no podían dar y entonces apareció el terrible desequilibrio económico, político y social.

La USO, nacida en 1924, adquirió su nombre en 1936. Pudo ser una de las Empresas más poderosas en el país, algunos de sus líderes se convirtieron en prohombres en el mundo político, social y económico. Comportamientos de buena fe equivocados, no permitieron que el sindicato se sentara de “tú a tú” al lado de los dueños de este país y tener como ellos poder decisorio.

Indudablemente Ecopetrol ha sido y es la Empresa más importante del Estado. Sus relaciones laborales son cordiales y ejemplo nacional.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad