Publicidad
Sáb Nov 18 2017
21ºC
Actualizado 06:39 pm
Lunes 16 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Qué hacemos con…

Columnista: Orlando Pinilla Prada

Durante tres días, con la presencia de 32 gobernantes, incluidos Méjico, Brasil y USA, Cartagena fue la ciudad más importante del mundo. ¿Cuánto dinero se movería?


Dicen los politólogos que en Bogotá no saben qué hacer con Petro y que éste no sabe qué hacer con Bogotá. “Sáqueme ese trompo en la uña”.


Del Dr. Uribe se sigue hablando y él vive y goza en la permanente pelea. Ciertamente algunos quieren verlo de regreso a Palacio y muchos, muchos, gozarían sabiéndolo en la Modelo. Tanto molestó al Presidente Santos que éste al fin se salió de casillas y le dijo “botija verde y zurrón Pintado”, cosa que no le gustó. Queda casada una buena pelea.


En Roma las proclamas del Emperador se llamaban “Evangelio”, independientemente de su contenido, que era siempre una transformación hacia el bien. El Emperador oficialmente era un “dios”, luego el evangelio era la palabra de Dios. La iglesia se apropió de la palabreja y hoy el evangelio es eso: “La palabra de Dios”.


Ojo: en la Iglesia de la Trinidad, en Boston (USA)), se cobran siete dólares a quien quiera ingresar a ella. ¿Qué diría Jesús de esto? Volvería con el látigo a expulsar a los Mercaderes del Templo?
En acto de “lambonería” suma y para recuperar el favor de su amo, en un año (1512-13) Maquiavelo escribió la obra política más importante e interesante de todos los tiempos: “EI Príncipe”. Lorenzo de Mediéis, a él dedicada, no la conoció. Maquiavelo no la vio publicada.


Entre 1307 y 1492 sucedieron grandes acontecimientos: El exilio del Papa a Avignon. La Guerra de los 100 años entre Francia e Inglaterra. Grandes hambrunas que asolaron a Europa. “La Peste Negra” que causó millones de muertos. La gran insurrección de los campesinos franceses. La derrota de los Absburgo. El triunfo de los turcos sobre el gran ejército de Hungría. La toma de Constantinopla y en 1492 el descubrimiento de América, que transformó el mundo. Comenzó la edad moderna.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad