Lunes 23 de Julio de 2012 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con Santander?

Columnista: Orlando Pinilla Prada

Hay que ir a Charalá, San Gil, Socorro, todos en crecimiento tan rápido que a “medias nadas” forman un conjunto enorme, una urbe. En verdad no se sabe cuál crece más, pero todos en conjunto son un encanto. Gente y más gente se mueve. ¡Qué hermoso es ver así la humanidad en torrente! Se anota que en El Socorro, siendo domingo, se veía mucha gente, que no era lo usual en otras épocas; el jueves sigue siendo el día del mercado, que allí todo se mueve. Si se agrega el crecimiento de Bucaramanga y Barrancabermeja, podemos tener un Departamento muy próspero. Las vías, en general, están en buenas condiciones.


A propósito en El Socorro esperan al Presidente Santos con Ministros y todo. Pero ojo, allí se le espera con dinero, con mucho dinero, que de promesas mil están hartos e indigestos. ¿Sí el dinero del Estado llega abundantemente a Medellín, Bogotá, Cali, etc., por qué aquí no se ve? Porque hay discriminación. ¿Es que somos colombianos diferentes? Parece que para el Gobierno sí, lo cual es un pecado mortal político, social y económico. Señor Presidente: bien venido pero con harto dinero.


Bucaramanga se crece y crece el poder político, es la capital del Departamento, pero el dinero nacional llega poco. Hagámonos presentes, exijamos, protestemos. Ya se ha dicho: Vélez tiene mucho interés histórico, pero perdió importancia y mira hacia Bogotá. Málaga “es un país distinto” en pleno movimiento y también mira hacia Bogotá. Barrancabermeja es conocida a todos los niveles, su población aumenta, se mueve el dinero, se ve prosperidad.


Doctorado: Inicialmente el título se concedía a quienes enseñaban lógica; al aparecer muchas universidades se daba a quienes se graduaban en Derecho y Teología. A los médicos no se les dio el título sino hasta finales del siglo XIV y en América, hasta el siglo XVIII, se les llamaba solamente “Señor”.


Dejemos para otra oportunidad un estudio más completo de “El Santander de nuestros amores”.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad