Lunes 13 de Agosto de 2012 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con... el discurrir del tiempo?

Columnista: Orlando Pinilla Prada

De muy niño viví en la “Tierra de Dios, donde se acuesta uno y amanecen dos”. Pasé 30 o más años queriendo volver y al fin lo hice (como cosa curiosa volví a los 15 días). Es un pueblo estático sin cambio ninguno; recorrí todos los lugares de los que me acordaba, entre ellos la casa en que viví. En un sitio “fijo” vivía una amiga nuestra que me quería mucho, Manuelita Caballero, que ya había muerto. Trasladaron la residencia a una esquina de la “Calle del Medio”. Pregunté por su hermana y me dijeron que diera el nombre, lo di y la señorita que me atendió abrió los brazos y dijo que tenía 35 años de trabajar allí, donde se hablaba de mí todos los días. ¿Cómo daría de guerra el niño? El Cementerio, la Calle de Atrás, la Plaza de Mercado, la Iglesia de Santa Bárbara, todo igual.

Un señor me preguntó cómo me llamaba, le di mi nombre y para sorpresa mía había trabajado en mi casa. Tantos años esperando regresar y lo hice muy rápido. ¿Volveré? Simón Bolívar dijo: “Si a Caracas debo la vida a Mompox debo la gloria”, sus razones tendría.

Ya en mi pueblo las cosas eran distintas, mucha gente, mucha plata, historia de todo y para todos. El tigre estaba a tres cuadras por la Ciénaga de Miramar y también por el río, pero nunca “se comió” a nadie. Muchos años después un cristiano pudo huir del felino a quien encontró en la vía al Aeropuerto, no dejó de recibir unos arañazos que suturé. Viví en el “pueblo viejo”, en los campamentos de la Troco y 12 años más en el barrio más lindo que alguien pueda conocer: El Rosario. En sus residencias no faltaba nada. A la Casa de Huéspedes Ilustres llegaban Presidentes y gentes muy importantes. En el Comisariato se conseguía de todo. El Rosario era el Paraíso Terrenal.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad