Jueves 27 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Puno Ardila
Patrocinado por:
Lunes 03 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Y hablando de equidad…

Autor: Puno Ardila

Se queda uno pensando cómo funcionaría este país si las electrificadoras cortaran el servicio durante meses para protestar por tarifas más altas; o si los acueductos cerraran las llaves por la misma razón. ¿Es eso posible? Yo no sé. Tal vez no, porque se trata de derechos fundamentales; o tal vez sí, porque aquí en este país es posible que la administración de justicia se suspenda durante meses por un paro, que posiblemente se arregle en estos días para que los funcionarios puedan –por reglamento– salir a disfrutar de esas tan merecidas vacaciones anuales.

Y se queda uno pensando otra vez cuando ve que nuestro Estado pusilánime les está aprobando sueldos a estos funcionarios, que servirán únicamente para forjar de una vez por todas al poder judicial como un beneficiadero político, o qué puede uno creer entonces cuando un escribiente reciba en adelante un sueldo superior al que recibe cualquier decano de cualquier universidad, pública o privada. Pero es que aquellos merecen mejores salarios –pobrecitos–. ¡Pues claro! Todos merecemos mejores sueldos, pero aquí de lo que se trata es de pensar desde la equidad, y definitivamente, si quedan con salarios parecidos, la diferencia de funciones entre un escribiente y un decano es abismal. O qué me dicen, por ejemplo, del hecho de que desde ahora el mensajero de un juzgado quede con un sueldo superior al de un médico de una EPS o, en general, de la mayoría de profesionales de cualquier disciplina en este inequitativo país.

Es que es difícil entender cómo nuestro gobierno legisla para el pueblo, pero no para sí mismo; por un lado, arremete contra los colombianos y los acosa con salarios de miseria, y, por el otro, se regala con dádivas que huelen a sudor y a sangre nuestros: cómo es posible que la ley obligue a los colombianos a pensionarse después de los sesenta y tantos, mientras que precisamente las instituciones del Estado tienen pensionados que salen desde los cuarenta y tantos a rascarse la barriga, a hacerle tiempo a una segunda pensión (qué cosa tan absurda) o a manejar otro taxi en esta endiablada maraña amarilla de nuestras ciudades.

Teguméntum. En los debates del Congreso en busca de equidad, ya consiguieron que sus altísimas pensiones sean las únicas que no paguen impuestos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones