Jueves 17 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Puno Ardila
Patrocinado por:
Lunes 24 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Mi lista de regalos

Autor: Puno Ardila

Hace algunos días, uno de mis sobrinos criticaba en el “carelibro” a un ateo porque deseaba felicidad en Navidad, y me preguntaba yo si esta época significa para los creyentes realmente lo que debe significar, es decir, la venida anual del Mesías niño, que unos meses más tarde, ya vuelto hombre de treinta y tres años, es colgado en la cruz. Me parece que no; me parece que la Navidad para muchos devotos no es más que una Semana Santa más larga, una parranda sabrosa, un paseo al río o a la playa, y fiestas, por supuesto.

De modo que me he sentido con derecho de adherirme todas las noches para hacer palmitas con el “ven, ven, ven, ven a nuestras almas…”, y anhelar la llegada del Niño Dios, que para muchos –si no para todos– significaba que Jesús, o alguien que lo representa en calzoncillos, se levantaba por la noche a dejar bajo la almohada algún regalito que significaba la ilusión de todo el año.

Actualmente, los regalos se cantan en la sala, bajo el árbol de Navidad, con Papá Noel, que si los vemos con detenimiento, tienen menos significado cristiano que el pesebre mismo, un invento de hace unos siglos que, a pesar de sus incoherencias, especialmente referidas a las proporciones de animales, personas y casas, tiene más que ver con la cristiandad que la moda cambiante que tiene la sociedad de consumo para adornar casas y edificios.

Para no alargar el cuento, ni acortar el espacio, quiero pedirle al Niño Dios que, tan voluntarioso y emprendedor él como siempre, me traiga de regalo esta noche tres bobaditas para compartir, para que vean lo altruista que puede ser uno por estas fechas: Buenos hábitos, para cambiar a Laura Bozzo y a Delia Fiallo por lectura, pero no de Coelho ni nada de esas porquerías, sino por literatura, filosofía, ciencia. Que traiga conciencia social; que la gente entienda que no debe dañar un bien público ni vender su voto por un tamal. Y ya que Santos no le caminó a Uribe –buena cosa–, pido para el Presidente un par de huevitos, a ver si gobierna bien, y que vengan con pipicito y todo, para que pueda mear el poste y los vecinos no se pasen de la raya.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones