Publicidad
Vie Nov 24 2017
20ºC
Actualizado 10:06 am
Lunes 24 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Máscara contra máscara

Columnista: Puno Ardila

Alguna vez Rocky intentó mostrar en otra de sus repetitivas y pobres películas que los enmascarados y los gigantones de la lucha libre se golpean de verdad. Y eso es un hecho, de que se pegan, se pegan; lo que pasa es que la contundencia de los golpes es una y la impresión que dan es otra, porque aunque parezca que se están matando a pata y puño, las “agresiones” no pasan de ser recursos histriónicos para conseguir vender el espectáculo: “lucha a muerte”, “máscara contra máscara”. Pero el final ya ha sido previamente establecido; desde antes de subir al cuadrilátero resortado, los luchadores saben quién será el vencedor, y se dedican entonces a darse puñetazos y a volear sillas o lo que encuentren a la mano, con tal de hacer creer que la pelea es en serio, y cuántas veces ocurre que alguno de los asistentes del público resulta lesionado, y se puede dar fe entonces de que los golpes son de verdad: eso que en el combate llaman “daño colateral”, cuando el que chupa es el mismo que, sin tener velas en el entierro, paga y sigue pagando la entrada, y le toca comerse el cuento a la brava.

¿Pero qué tiene que ver esto con el precio de la carne?, me pregunta un amigo, y mi respuesta es que tengo el pálpito de que tanto espectáculo en el Congreso, en las calles, en los medios de comunicación, tanto enfrentamiento de los “…istas” de un lado contra los “…istas del otro, ahora que se acercan las elecciones, no deja de producir un olorcito maluco, como a mortecino; y me parece que el público, el pueblo colombiano, se comerá el cuento una vez más, y la plata del espectáculo se la repartirán entre Santo y Blue Demon.

Mensæ teguméntum. En medio de tantas penas, un par de alegrías que nos oxigenan: en el ámbito internacional, el logro inmenso de Colombia por su excelente representación deportiva en Francia; y en el ámbito nacional, el triunfo indiscutible del trío Macaregua y el premio a Mejor Tiplista a Cesítar Castro en Antioquia.

Autor:
Puno Ardila
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad