Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm
Lunes 11 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

El Mundo de Vidal

Columnista: Puno Ardila

El mundo es lo que uno quiere que sea, y se ve de acuerdo con el cristal con que se mire.

Por ahí rodó un texto muy bueno que habla acerca de esa odiosa frase que tantas veces oímos -“¿Colombiano? Ah, cocaína, Escobar…”- y la respuesta que se dio al comentario para enumerar la enorme cantidad de valores de todas clases que tenemos los colombianos: si nuestro interlocutor leyera, relacionaría a Colombia con García Márquez; si fuera deportista, con Nairo y tantos otros… Y caben muchos ejemplos más: esmeraldas, café, Petrona… y hasta nuestra selección de fútbol, que entre chiste y chanza se ha mantenido en los primeros lugares.

Entre todos estos símbolos colombianos que tenemos como referencia en el mundo, por estos días nuestros ciclistas siguen dando de qué hablar en España, precisamente de donde sale José Manuel Vidal, del periódico El Mundo, a referirse a Colombia como “la patria de los narcos”, con motivo de la visita del papa Francisco, Jorge Mario Bergoglio. Y aunque Vidal hubiese podido hablar de López, Chávez, Pantano, o incluso Nairo, el gran ausente, como referentes actuales de Colombia en España, propone el mundo de Escobar, el narcotráfico y la cocaína como referentes de nuestro país en el suyo.

Volvamos al planteamiento de que una persona usa como referentes los elementos de su mundo: los lectores hablan de Gabo, los artistas de Obregón, los baristas del café y, por consiguiente, los adictos y quienes giran alrededor de ese mundo siniestro hablarán de cocaína y narcotráfico.

Preocupa que Vidal represente a un número importante de españoles, porque entonces la lucha contra el narcotráfico sigue desbalanceada en contra de nosotros, como ocurre con Estados Unidos, que se niegan a aceptar en serio su problema de consumo.

Lo segundo que preocupa es que quien escribe en un periódico tan importante como El Mundo de España no tenga bagaje suficiente como para contextualizar sino únicamente desde sus propias vivencias, lo que genera una información sesgada y peligrosa.

Lo tercero sería lo de la imagen, pero a eso no le pongamos bolas: “El ladrón juzga por su condición”.

Autor:
Puno Ardila
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad