Publicidad
Jue Nov 23 2017
26ºC
Actualizado 01:42 pm
Lunes 16 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

La herencia de Colón

Columnista: Puno Ardila

El jueves pasado, 12 de octubre, pregunté a mis estudiantes por la fecha, y si sabían el porqué del festivo que por razón de la Ley Emiliani estamos disfrutando hoy. “Mmm, no, no sabemos”, respondieron. Después de un largo silencio, una de las más avispadas se atrevió a mencionar a Colón, y así, con mucho temor, fueron saliendo enunciados a medias, como que fue el día en que ese señor Colón nos expropió de nuestras tierras y de todas las riquezas que aquí teníamos.

Es aterrador cómo han podido pasar quinientos veinticinco años y la esencia del mundo no cambia.

Por un lado, las intenciones de los invasores mantienen el objetivo que los alienta en su atropello, porque aunque pasen los años la sed del oro no cesa. Después de toda una historia, de época en época, la humanidad sigue en expedición eterna en busca de El Dorado, y convierte paisajes verdes en socavones tenebrosos, y envenena manantiales para saciar su avaricia por el oro, convertido en lingotes inútiles que aguardan en bóvedas hasta que la raza humana se extinga por hambre y sed.

Y, por otro lado, como un perverso plan fraguado por la necesidad de mantener al pueblo ignorante, por política de Estado, la educación en nuestra tierra sigue en un nivel lamentable. En la época de Colón, cuando menos, los aborígenes eran capaces de sobrevivir en su entorno natural; hoy ni siquiera eso: nuestros jóvenes no diferencian entre una piña y una piñuela, si acaso las han probado ambas, y, como dijo García Márquez, afirman con toda seguridad que los huevos y la leche los produce el portero del edificio. Hoy se ha eliminado de las aulas cualquier asignatura que les sirva a los muchachos aunque sea para defenderse en la vida.

¿Y a qué se dedican en clase, entonces?, pregunté. “A la lúdica”, contestaron en coro.

Nuestros flamantes bachilleres no saben leer ni escribir, ni las cuatro operaciones básicas, ni geografía, ni historia… Qué van a saber, entonces, quién era Colón ni por qué llaman de manera absurda “día de la raza” al 12 de octubre.

Autor:
Puno Ardila
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (6 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad