Publicidad
Jue Feb 22 2018
25ºC
Actualizado 05:59 pm
Lunes 18 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

De embelecos y leyes

Columnista: Puno Ardila

Por estos días aparece de nuevo en la memoria lo que sucedió a mediados de los ochenta, cuando a algún brillante personaje se le ocurrió legislar sobre el idioma, y no tuvo reparo alguno en prohibir el uso de los adjetivos en la información periodística. Salió entonces José Fernández Gómez, como para que el legislador pudiera entender su brutalidad, y saludó en el Noticiero Nacional: “Noches; venidos a las noticias”. ¿A quién se le puede ocurrir hablar sin adjetivos? Pues a quien cree que el adjetivo es lo que no es.

Y aparece en la memoria esta historia por dos casos de desconocimiento (por no decir ignorancia, para no entrar en discusiones) detrás del poder de un cargo.

Por un lado, el Alcalde, que pudo haber sido víctima de un intento de extorsión, al parecer de su propio hijo, que grababa sus palabras (muy de moda este tipo de extorsión, por cierto), y que quiso sacar provecho de la escachada de Hernández, que después intentó sostenerse, pero soslayando elementos importantes de lo dicho, y se emperró en lo expuesto, en vez de excusarse.

El alcalde Hernández está invitado a sostener sus afirmaciones de manera argumentada y con pruebas en un debate abierto; a ver si se atreve...

La otra acémila, tan parecida al caso de los adjetivos de los ochenta, es la que tuvo la ocurrencia de legislar sobre el idioma, un tema en el que sin lugar a dudas conoce muy poco (sin decir que ignora, para no entrar en discusiones), y sí se deja llevar por modismos con poco o ningún sustento. Que la ley obligue, a partir de una tendencia proselitista, a decir “todos y todas” en todos (¿y todas?) los documentos públicos, solo porque está de moda, me hace recordar también las “modas” idiomáticas que surgen de tanto en tanto en las aulas de clase, como que hay que decir “entre otros” porque “etcétera” ya no está de moda. Pero de ahí a que se vuelvan ley...

¿Qué será ahora de “las víctimas” de género masculino? ¿No serán tenidas en cuenta?

En fin... son solo huevonadas.

Autor:
Puno Ardila
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (10 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad