Sábado 25 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Rafael Gutierrez Solano
Patrocinado por:
Jueves 25 de Julio de 2013 - 12:01 AM

Nairo y el pundonor

Autor: Rafael Gutierrez Solano

El punto de honor de nuestro ciclista estrella en el Tour de Francia, Nairo Quintana, logrado a base de esfuerzo, disciplina y orgullo que nos ha regocijado a todos los colombianos, contrasta con las vicisitudes y sinsabores que ha padecido para cubrirse de gloria en un momento histórico de la carrera más glamorosa del mundo.

Uno de los primeros contratiempos para proyectarse fue cuando quiso correr por la Liga de Ciclismo de Santander y no se obtuvieron unos discretos recursos para su patrocinio. Esto es lo que ha reseñado la prensa de sus inicios, pero estoy seguro que de ahí en adelante se enfrentó con más situaciones adversas, fruto de la actitud de un Estado y sus gobernantes a todos los niveles, entre cuyas prioridades no está el deporte como elemento fundamental de formación. A Nairo por su hazaña pudiéramos entonces aplicarle la frase de San Jerónimo: “Lego de spinis rosam”. De entre las espinas se saca la rosa.

Ahora que acaba de cosechar múltiples triunfos por obra y gracia de él y de unos inteligentes y serios patrocinadores que creyeron en sus capacidades, quisiéramos que por mero pudor y algo de dignidad, a su carro de la victoria no se suban dirigentes o autoridades de este país que no han hecho nada por apoyarlo, pues lo que a diario se comprueba es la indolencia e indiferencia con que se mira a todos estos jóvenes aguerridos, que sin su concurso se convierten a corto plazo en vedettes. Lo lograron quizás, porque no esperaron a que los gobiernos de turno les ofrecieran si acaso indignas migajas para progresar.

Como ocurre por lo general en estos casos, vendrán por el gobierno o sus risueños delegados las promesas de casa, carro y beca para Nairo y su familia, ofrecimientos que se les han hecho en distintas oportunidades a otros héroes deportivos y que de manera olímpica y vergonzosa les han incumplido. Por fortuna, los premios ganados son jugosos y lo repondrán de otra frustración si no le cumplen, como ha ocurrido la mayoría de las veces.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones