Martes 30 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Rafael Gutierrez Solano
Patrocinado por:
Jueves 22 de Agosto de 2013 - 12:01 AM

Caterine y el deporte

Autor: Rafael Gutierrez Solano

Caterine Ibargüen es una gran atleta antioqueña que nos acaba de gratificar ante el mundo al ganar la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Atletismo de Moscú. Esta campeona, al igual que otros más que

recientemente han triunfado, se constituye en ejemplo para todas las personas sin distinción de edad pues con el paso de los años, el cambio de costumbres y el valor que se da a la figura para tener éxito en cualquier empresa, la gente ha asumido el compromiso de practicar alguna disciplina

con seriedad y constancia, ya que la vida estacionaria o sin movilidad es el mejor camino a transitar para enfermarse.

Hoy las vedettes de turno son los grandes deportistas, desplazando a las figuras de las pasarelas o del cine y la televisión, ya que como reza el adagio popular “... una imagen vale más que mil palabras...”, y sus hazañas tienen mayor registro en los medios de comunicación. Para los griegos el deporte era un comportamiento serio, importante y divertido; de allí derivan en su ciudad Olimpia los Juegos Olímpicos, máxima expresión de esta noble actividad física realizada en honor de los dioses.

En consecuencia, resulta de crucial interés para la salud mental de nuestros jóvenes seguir como paradigma de su conducta a esta nueva generación de esforzados y valientes atletas. Es de particular importancia que los colegios y universidades promuevan y hagan realidad el mensaje universal “mente sana en cuerpo sano”, con lo cual no solo los formamos fuertes y vigorosos sino que además los alejamos de las tentaciones malsanas que ofrece esta perversa sociedad de consumo, donde están a la orden del día el alcohol y las drogas.

Por ende, a los dirigentes que manejan en nuestro país los organismos rectores del deporte debemos recordarles que es mucho más económico para las naciones, patrocinar las actividades físicas, por la potísima razón de que el costo que el Estado tiene qué asumir por los riesgos del sedentarismo y la inclinación a las actividades malsanas, afecta en mayor proporción el patrimonio público.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones