Publicidad
Publicidad
Dom 30 de Ago de 2015
24ºC
Actualizado 06:00 pm
Jueves 27 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Reforma tributaria y la propiedad horizontal

Columnista: Ramiro Serrano
El nuevo Estatuto Tributario aprobado por el legislativo, y que se encuentra para sanción presidencial, son verdaderamente un cambio de política de los cambios ocurridos en los últimos diez años sobre esta materia. Para la propiedad horizontal, que no era actor de impuestos nacionales, empieza a ser mira del Estado sobre lo que debe cancelar. Es así que en el artículo 47 de la conciliación de la reforma, que se encuentra para firma presidencial, responsabiliza de IVA y vuelve contribuyentes de renta los servicios de parqueadero prestado por las propiedades horizontales y en el artículo 186 sobre las rentas que generen la explotación de los bienes comunes, haciendo responsables a los administradores como representantes legales de dicho recaudo y pago.

La propiedad horizontal como una forma de comunidad especial le ha evitado muchos gastos al Ejecutivo tales como mantenimientos de áreas, vigilancia, control y desarrollo de sus comunidades, a la prestación de servicios públicos, a su ordenamiento territorial; en fin a la función que tiene este como Estado.

Es necesario también entender que las propiedades horizontales son asociaciones sin ánimo de lucro que nunca reparten utilidades y que sus ingresos siempre tienen que ir destinados a su función social; que son las áreas comunes y el desarrollo de la comunidad.

Cuando este tipo de entidades tiene bienes de rentabilidad, su único fin es ablandar el bolsillo de los copropietarios en el pago de unas expensas comunes, que por su objeto le correspondería al Estado satisfacer dichas necesidades.

Hoy vemos que este nuevo tributo no solo maltrata el bolsillo de los colombianos, sino que tergiversa la función tributaria al poner a entidades sin ánimo de lucro, y que cumplen con una función que debería cubrir el Estado, a tributar sobre dineros que no hacen renta económica a sus integrantes, sino que simplemente son un mecanismo para cumplir con la función urbanística y social. ¿Por sus costos será conveniente seguir haciendo rentar bienes comunes?
Autor:
Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (6 votos)
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad