Publicidad
Jue Nov 23 2017
21ºC
Actualizado 09:57 pm
Jueves 20 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Se armó la rumba

Columnista: Ramiro Serrano

La decisión de extender las horas de rumba para el municipio de Bucaramanga es muy acertada, ya que las restricciones y prohibiciones siempre llevan a la violación de la ley por parte de los trasnochadores, pues después de unas copas hay muchos que quieren continuar con la celebración y terminan en sus apartamentos o en lugares que no están acondicionados para la prestación de dicho servicio, afectando muchas veces la convivencia entre vecinos. Además la aplicación del nuevo horario para restaurantes, bares y discotecas en la ciudad beneficia al sector comercial al permitirle más horas de servicio y genera un mayor dinamismo en el municipio. La vida nocturna no solo diversifica las actividades en una ciudad, sino que también la hace más llamativa para el turismo y nuevos negocios, mejorando nuestra economía, índices de desempleo, entre otros.

Nos queda la inquietud con este nuevo mandato, si las normas sobre barreras anti-sonóricas solo le serán exigidas a los establecimientos que quieran ir a las más altas horas de la madrugada, a manera de premio, o se exigirá a todos los establecimientos de este tipo conforme a lo señalado en las normas policivas, ambientales y urbanísticas, junto con las rutas de evacuación, la prohibición de invadir aislamientos anteriores (antejardín), la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público, la prohibición de ventas ambulantes, etc. Hoy muchos de dichos lugares violan todas las normas antes mencionadas; ocasionando verdaderamente una molestia a todos los vecinos, desvalorizando las zonas destinadas para ello y volviéndolas en un centro de acopio para la delincuencia.

Muy importante la decisión tomada por la alcaldía, pero también sería muy importante que por medio de las autoridades se exijan todas las obligaciones que tienen que cumplir estos establecimientos y que se respete el espacio público, como el derecho a los vecinos a tener una vivienda digna y tranquilidad en sus propios hogares. Nos unimos a la idea de no prohibir, pero a exigir que se cumpla con lo está ordenado en la ley.

Autor:
Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad