Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm
Jueves 14 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

¿Sabe vivir en propiedad horizontal?

Columnista: Ramiro Serrano

Gran parte de los problemas de convivencia que suceden en la propiedad horizontal se derivan por la falta de cultura de sus residentes, que desconocen el valor de lo colectivo sobre lo personal.

Hagamos un auto-examen para mirar hasta qué punto estamos preparados para vivir en esta clase de propiedad: 1) Entendemos que cuando vivimos en un edificio predominan las normas de la copropiedad que las que yo considero como derechos. 2) Participamos activamente en los procesos sociales y administrativos de la comunidad; asistiendo a las reuniones programadas como asambleas y encuentros familiares. 3) Colaboro económicamente para que el edificio no pierda vigencia con el tiempo y no se desvalorice la inversión inmobiliaria. 4) Apoyamos el incremento de las expensas comunes y no denigramos sobre ellas aduciendo que sus ejecutores son unos ladrones. 5) Tratamos con el mismo respeto a los vecinos, empleados; como a los órganos de administración del edificio. 6) No nos involucramos en los problemas de los vecinos y sabemos respetar la intimidad de las personas y funcionarios de la copropiedad. 7) Nos abstenemos de criticar a los administradores, miembros del consejo de administración y del comité de convivencia y evitamos realizar comentarios destructivos que destrocen las buenas relaciones dentro del edificio. 8) Respetamos la reglas establecidas en los reglamentos internos y de convivencia. 9) Entendemos que nosotros no somos dueños de nada, sino que tenemos compromiso con todos. 10) Rechazamos toda conducta que vaya en contra de las buenas costumbres o que intenten favorecer a un grupo minoritario del edificio o conjunto.

Los conflictos que se tienen en propiedad horizontal no son consecuencia de las normas establecidas ni de las edificaciones, sino de las personas que habitan en ellas. Cada vez que hay un conflicto debemos analizar si nosotros somos el problema. Si la mayoría piensa en forma diferente, es muy seguro que los que estamos equivocados seamos nosotros mismos.

De todos modos mientras no trabajemos por el crecimiento de nuestra comunidad, alejándonos de la crítica permanente; nunca podremos construir estructuras solidas que puedan socialmente sostener al edificio.

Autor:
Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad