Jueves 10 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Edificaciones sin barreras

Columnista: Ramiro Serrano

Con la Ley 361 de 1997 o Ley Clopatofsky empezó a exigirse que toda construcción, ampliación o reforma de los edificios abiertos al público, como la construcción de las instalaciones sanitarias deberán ser asequibles a las pesonas con situación de discapacidad. Este derecho se ha extendido a las construcciones privadas como requisito para la inclusión a la comunidad con personas que tienen este tipo de dificultades.

De la misma manera, innumerables fallos de tutela y acciones populares han exigido la elaboración de rampas a edificios cuando se requieran para el desplazamiento de sus residentes.

Según fallo de tutela la Honorable Corte Constitucional con radicado T-062-2018, tomó por remisión del Decreto 1538 de 2005 y exigió a un conjunto residencial que no tenía parqueaderos comunes para todos los copropietarios y residentes, que fueran destinados el 2% de ellos a personas en situación de discapacidad, sin que nunca fuera inferior a un parqueadero.

Este último fallo de la Corte nos hace reflexionar sobre el alcance que tiene la propiedad horizontal, ya que al ser una verdadera comunidad, se deben tener en cuenta dentro de los esquemas constructivos no solamente a aquellas personas que no tienen ningún tipo de limitación, sino también proteger los derechos de las minorías.

Nos enseña también este fallo que los derechos de petición no deben contestarse públicamente y menos en términos degradantes; el fallo exigió a la administradora de la copropiedad que se retractara públicamente de sus ofensas ante la contestación grosera realizada en la cartelera del Conjunto.

Esta sentencia nos enseña que en propiedad horizontal se debe pensar en todo el colectivo; por lo que hoy los edificios en que no exista adjudicación individual de parqueaderos comunes, donde no exista rampa para el ingreso y residan personas con situación de discapacidad, deben comenzar a pensar en estas adecuaciones, para que estas puedan gozar de las mismas comodidades que los demás copropietarios.

Autor:
Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad