Jueves 21 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Ramiro Serrano
Patrocinado por:
Jueves 02 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Los presupuestos en la propiedad horizontal

Autor: Ramiro Serrano

Las Asambleas Ordinarias en la propiedad horizontal se realizan durante los tres primeros meses del año. La finalidad de este encuentro consiste en presentar informes sobre las actividades realizadas en el período anterior, nombrar sus dignatarios y solicitar la aprobación tanto de los estados financieros como del presupuesto para la nueva vigencia.

Este presupuesto no es más que una proyección de los gastos que requiere la copropiedad para el cumplimiento de sus funciones como persona jurídica, que deben haber sido revisados y aprobados en primera instancia por el Consejo de Administración del Edificio o Conjunto. Es por eso equívoco pensar que las cuotas de administración se incrementen en variables diferentes a la relación de gastos proyectados, como lo manifiestan algunas personas que creen que su variabilidad no puede superar el IPC o el incremento salarial.

El presupuesto debe realizarse con la respectiva anticipación y en forma realista, de tal manera que no se quede corto ni muy alto en su ejecución y siempre teniendo en cuenta los gastos del año anterior y la proyección de las inversiones futuras que se van a realizar para el nuevo período. En éste deben ir relacionados los gastos esenciales para la administración y la prestación de los servicios comunes esenciales requeridos para la existencia, seguridad y conservación de los bienes comunes del Edificio o Conjunto, tales como el mantenimiento, reparación, reposición, reconstrucción y vigilancia de los bienes comunes, así como los servicios públicos esenciales relacionados con éstos y los que por ley se le exigen a la copropiedad.

Es así que el presupuesto para los tenedores de los inmuebles no debe ser visto como un gasto, sino como una oportunidad económica para darnos una mejor calidad de vida.

Gracias a ello, proporcionalmente se cancela la vigilancia, el mantenimiento de bienes como las piscinas, gimnasios etc., que sería imposible tenerlos si tuviera que asumirlos cada uno de los copropietarios.

También es una forma de que, gracias a esta pequeña inversión, no van a ver deteriorados ni devaluados sus inmuebles con el trascurrir de los años.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (16 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones