Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:01 am
Jueves 01 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Repartición de utilidades en propiedad horizontal

Columnista: Ramiro Serrano

Algunos edificios o conjuntos tienen como ventaja que muchas veces sus ingresos no operacionales superan a los que perciben por concepto de expensas comunes esenciales. Como ejemplo encontramos los siguientes: cuando la propiedad horizontal tiene bienes de rentabilidad (parqueaderos o locales que generan recursos por concepto de arrendamientos o concesiones) o cuando por la venta de uno de estos ingresan recursos que muchas veces no sabemos qué distribución debemos darle.

Por regla general, todas las personas jurídicas son contribuyentes del impuesto de renta, sin embargo existen algunas excepciones en las que ciertas personas jurídicas no son contribuyentes de dicho impuesto y entre ellas se encuentra las entidades sin ánimo de lucro, incluyendo las propiedades horizontales. De la misma manera el Código Civil Colombiano contempla a la propiedad horizontal como una forma de comunidad, como una entidad sin ánimo de lucro; sacándola del concepto comercial de “sociedad”.

Por lo anterior, no se puede de ninguna manera entrar a distribuir utilidades sobre dichos recursos para todos los copropietarios, ni a terceros.

Es como si estuviéramos recogiendo dinero para una obra social (entidad sin ánimo de lucro) y repartiéramos ese ponqué entre todos los administradores. Los dineros que se obtienen de la venta de bienes comunes o de su explotación deben ser invertidos directamente en la administración, conservación, vigilancia, reposición de equipos, compra de bienes o mejoramiento de los existentes de la propiedad horizontal.

En la semana anterior vimos como las autoridades fiscales manifestaron su interés de ir contra las entidades sin ánimo de lucro que no cumplían con su función social y comunitaria. En la propiedad horizontal se refiere especialmente a aquellas que sin autorización legal están realizando distribución de utilidades o cuando sus bienes de rentabilidad no van canalizados al objeto y razón social de la copropiedad.

Debemos entender que si queremos obtener utilidades, debemos montar son empresas y no utilicemos a la propiedad horizontal como achaque, ya que esta presta un servicio a una comunidad llamada copropietarios. No podemos ser un híbrido que nos ubiquemos donde jurídicamente más nos convenga.

Autor:
Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (9 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad