Publicidad
Jue Ago 17 2017
23ºC
Actualizado 04:11 pm
Jueves 22 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Plusvalía

Columnista: Ramiro Serrano

Según los economistas, la plusvalía es: “el incremento o aumento de valor en una cosa cualquiera debido a circunstancias que no dependen de la voluntad o del trabajo de su poseedor”. De la misma manera, la Constitución de 1.991 obliga el cobro de dicho incremento patrimonial de los particulares cuando en su artículo 82 establece: “Las entidades públicas participarán en la plusvalía que genere su acción urbanística y regularán la utilización del suelo y del espacio aéreo urbano en defensa del interés común”. Este precepto constitucional se encuentra reglamentado en la Ley 388 de 1.997 y obliga a los municipios al cobro de dicho emolumento a favor de los mismos. Es así que el primer concepto claro que hay que tener en cuenta, es que este es un impuesto que cancela el vendedor por la ganancia que adquiere el inmueble, especialmente por su cambio de uso. En segundo término, que en ningún momento el Concejo de Bucaramanga es el que se ha inventado dicho cobro, ya que desde la Constitución del 91 le era obligatorio cobrarlo, sin que hasta la fecha se hubiera hecho.

Una vez reglamentado este cobro por los ediles de Bucaramanga, es necesario analizar en qué va a ser invertido. Se plantea en la normativa que será especialmente para la construcción de vivienda de interés social.

Como ciudadano del común me pregunto: ¿Por qué la plusvalía no se cobra en toda el Área Metropolitana, aplicándose así para el desarrollo de la región? ¿Por qué si estos cambios de uso van a aumentar la densidad de nuestras ciudades, no se utilizan exclusivamente estos recursos para el desarrollo de la movilidad y en la estructura de nuestras ciudades? Por lo general a los particulares no les fastidia ningún impuesto, si éste se ve reflejado en la calidad de vida y en el aumento del valor de sus predios; pero miramos con preocupación que dichos recaudos no hagan viable la ciudad, ni mejoren la calidad de todos sus ciudadanos, sino sean tan solo una oportunidad para aumentar el valor de la tierra en forma injustificada.

Autor:
Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (9 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad