Domingo 26 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Raul Pacheco
Patrocinado por:

Bolivia ha sido tradicionalmente un país de indígenas, con una mayoría probada por las estadísticas y los censos. Sin embargo, los indígenas estaban relegados en sus derechos y solo cumplían un papel secundario.

Su voto: Ninguno (7 votos)

El general Uribe tuvo dos grandes facetas: la militar y la política. Como militar fue un desastre y como político e ideólogo, brillante.

Su voto: Ninguno (6 votos)

El voto ha sido una conquista y larga por cierto. En la Colonia no votábamos. Cuando nos independizamos y se creó la democracia nuestros próceres no nos dejaron el voto directo, sino el indirecto. Se votaba por cuerpos electorales que eran los encargados de escoger las autoridades. Y se convirtió en un derecho bastante sudado.

Su voto: Ninguno (3 votos)

Se trata de un hecho verdaderamente lamentable: que una mujer prestigiosa, dedicada a la medicina en los Estados Unidos, con mucho éxito y aprecio general, termine condenada por tratar de asesinar a su amante, un médico. norteamericano.

Su voto: Ninguno (6 votos)

El Fiscal bajo el punto de vista bogotano, es un calentano que todavía no ha aprendido a vestirse; de pronto se pone ropa de color claro y no oscuro como les gusta a los bogotanos para que juegue con el paisaje oscuro, lleno de neblina y de aguaceros calamitosos.

Su voto: Ninguno (11 votos)

De lejos María Luisa Piraquive es la santandereana más importante de la época. No solamente creó una iglesia, la Iglesia de Dios Ministerial de Cristo Internacional, sino también un partido político, el Mira. Pero no se trata de una iglesia de garaje, sino una señora iglesia con 90 sedes, 827 templos y dos millones de creyentes en el mundo.

Su voto: Ninguno (10 votos)

Están de moda las dos parejas: Cecilia Álvarez y Gina Parody, y Claudia López y Angélica Lozano, una de ministras y otra de parlamentarias. Cada quien opina sobre el caso analizándolo bajo el punto de vista moral, social, político, jurídico y hasta estético.

Su voto: Ninguno (7 votos)

El martes llegué muy temprano a la Unab con el fin de asistir a la conferencia de Coetze, el premio Nobel surafricano.

Su voto: Ninguno (3 votos)

Cuando vivíamos las épocas del bipartidismo, se presentaban disidencias dentro de los partidos, las cuales ayudaban a oxigenarlos, pues llevaban mensajes nuevos, contemplaban soluciones, enfoques interesantes sobre un nuevo país y terminaban vigorizando los partidos.

Su voto: Ninguno (3 votos)

El país se había acostumbrado a una hegemonía del partido liberal, basada en unas mayorías urbanas, dueño de las plazas públicas, del gran capital y de probados líderes. Para ganar una campaña en esas épocas solo bastaba salir a la plaza púbica a batir el pañuelo rojo y gritar como los hinchas del América de Cali : Rojo dale Rojo.

Su voto: Ninguno (5 votos)
Todos los columnistas

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones