Publicidad
Mié Sep 20 2017
26ºC
Actualizado 03:35 pm
Sábado 12 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

La oposición venezolana

Columnista: Raul Pacheco

Algo debe estar funcionando mal en la oposición venezolana. La estrategia de sacar gente a la calle todos los días para que la policía de Maduro haga lo suyo, está mandada a recoger. Se necesitan otras estrategias para poder enfrentar a un gobierno dispuesto a todo, pues saben lo que se juegan: el poder o la cárcel. Ya no se puede echar mano de un gobierno norteamericano dispuesto a gastar dólares en una invasión, no por prejuicios democráticos, sino por costos. La mano de Trump no se moverá en favor de Venezuela. Y aunque no haya bipolaridad, ahí están a la zaga Rusia, Irán, China, Corea del Norte como elemento disuasivo para contrarrestar cualquier intento de invasión. Las instituciones internacionales se debaten entre proteger las soberanías nacionales y las divisiones políticas entre los países de acuerdo con afinidades ideológicas. De otra parte, la obra de Chávez dejó raíces a nivel de pequeños países que ahora le aportan solidaridad.

Desde que empezó la lucha entre el gobierno Maduro y la oposición, siempre han estado a la ofensiva las fuerzas del gobierno, que con ejecutivo y judicial agregado al poder de las fuerzas armadas, han sorteado todos los obstáculos creados por la oposición.

Siempre se ha dicho que la política no tiene alternativas: se la hace o se la padece. En el caso de Venezuela, la política la ha venido haciendo el gobierno y la ha padecido la oposición. ¿Falla la estrategia, fallan los lideres? La estrategia de salir a la calle a protestar todos los días solo ha dejado muertos sin que se coseche algún rendimiento. Cuando el gobierno Maduro estaba contra la pared, vino la jugada de utilizar al Papa para quemar tiempo y reponerse de la incomodidad en que estaba. Se dejó seducir por tamaña propuesta, que le costó la situación que ahora afronta. En tanto que el gobierno sacó del bolsillo cubano la estrategia de la constituyente para envolver en un cascarón de legitimidad aquello que era ilegal por naturaleza y lo logró, ante el pasmo de los organismos internacionales y el desconcierto de la oposición. Y como si fuera poco, no solamente eligieron constituyente, sino que se tomaron la sede del legislativo para dar paso al nuevo aparato legislativo y constitucional. Luego se impone un cambio de estrategia, bien sea a nivel internacional para buscar apoyos y movilizar la opinión pública mundial, o a nivel interno sacando partido de la disputa Maduro - Cabello, o intentar algo con el ejército venezolano.

Autor:
Raul Pacheco
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad