Publicidad
Sáb Nov 18 2017
22ºC
Actualizado 11:06 am
Sábado 19 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Elecciones 2.018

Columnista: Raul Pacheco

El expresidente Uribe puede llegar a ganar las elecciones parlamentarias pero no las presidenciales. Por simple percepción se sabe que los candidatos fuertes, con estructura política suficiente para llegar a las finales serán Germán Vargas Lleras y Humberto de la calle. Obedecen a fuerzas estructurales de vieja data que se han sembrado a través de la historia y que no parecen estar en camino de extinción. Hay mucho ruido alrededor del sistema, pero lo cierto es que el país tradicional va a expresarse en las próximas elecciones presidenciales.

Es la Colombia profunda que se ve amenazada por distintos flancos, tanto de la izquierda como de la derecha. Esa Colombia profunda le teme igualmente a Petro, a Robledo, a Claudia López, tanto como a Álvaro Uribe. No está todavía madura para sostener una candidatura como la de Fajardo, pues le falta el anclaje del amor y del odio y para eso todavía Colombia no está preparada.

En tanto que se abre camino por los lados de la paz y ahí es donde entra a jugar Humberto de la Calle como expresión de ese anhelo, pero también con la carga de todas las deficiencias del proceso con las Farc. Y si bien es cierto que podría ser el candidato ideal para ser el oficial, el presidente Santos sabe que lo perjudica si le pone todo el peso del estado a su favor, pues habría una reacción que no se sabría medir. Como quien no quiere la cosa le toca apoyar a Germán Vargas Lleras, ojalá por debajo de cuerda para que no se note si quiere salvar mucho de lo que hasta ahora se ha logrado dentro del proceso de paz. Porque si ganara las presidenciales el sector de Uribe se vendría abajo todo el proceso en tanto que con Vargas Lleras se puede salvar lo que vale la pena de salvar, lo que en realidad quiere el pueblo colombiano. Porque siempre se comete la misma equivocación: todo el que no esté de acuerdo, al pie de la letra con el proceso de paz es uribista, cuando eso no es así. La mayoría de los que se expresaron con el No en el plebiscito no es uribista y los medios de comunicación le quieren dar esta connotación. Luego hoy para la Colombia profunda el mejor negocio es tratar de salvar el proceso de paz pero con enmiendas, cosa que haría Vargas Lleras pero no Humberto de la Calle. Es la salida más racional.

Autor:
Raul Pacheco
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad