Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm
Sábado 16 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

El “clintonismo”

Columnista: Raul Pacheco

En libro que todavía no ha llegado a las librerías colombianas, Hillary Clinton se pregunta “¿Qué pasó?” con su candidatura, pues si de algo estaba segura era de su triunfo en las elecciones presidenciales.

Pero la sorpresa fue de marca mayor cuando los resultados le fueron adversos y dio lugar a que llegara a la presidencia una persona tan incómoda como Donald Trump. Los intelectuales de izquierda de Francia en libro de la editorial Seix Barral se encargan de contestarle a la candidata derrotada, señalando que para Estados Unidos las décadas anteriores habían constituido un retroceso con lo que se había hecho hasta entonces. Establecen que la época del “clintonismo” fue esencial para que se produjera, pues le dio una orientación nueva al partido demócrata, virando hacia el modelo escogido en Inglaterra por el partido laborista de Tony Blair. Es decir, asocian este momento con lo sucedido en Inglaterra cuando llegó al poder la señora Thatcher e impuso una política neoliberal que llevó hasta las últimas consecuencias. Esa tercera Vía es simplemente la acomodación del laborismo a la política económica de la señora Thatcher y que al llegar al poder Clinton la puso en práctica, recogiendo las tesis intervencionistas para dejar libre el juego del mercado, sin restricción alguna.

Para Nancy Fraser, uno de las intelectuales convocados para la edición del libro llama esta época como la del neoliberalismo progresista, Y lo llama así, porque se produjo una unión entre sectores de avanzada liberal con el neoliberalismo. Los de avanzada proclamaban los derechos de última generación que tienen que ver con la comunidad gay, aceptando el matrimonio entre homosexuales, la adopción entre parejas del mismo sexo, la eutanasia, la procreación in vitro, etc., lo que unido a la entrega de la economía norteamericana a Goldman Sachs, la desregulación del sistema bancario y los acuerdos de libre comercio que aceleraron la desindustrialización del país, llevó a crear un estado de descontento tal, que desembocó en la candidatura y presidencia de Trump. Este alegaba a favor de un nacionalismo que pudiera restaurar la fuerza perdida de los Estados Unidos, recuperar los empleos que se habían fugado a países de mano barata como China y demás países asiáticos y rechazar la globalización.

Hoy ya vemos cómo EU se va desentendiendo del liderazgo que asumió en los años 45 del siglo pasado a raíz del triunfo en la segunda guerra mundial, que lo posicionó como la economía más poderosa del mundo.

Autor:
Raul Pacheco
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad