Publicidad
Mar Feb 20 2018
28ºC
Actualizado 04:27 pm
Domingo 04 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Defendamos nuestra industria (II)

Columnista: Reinaldo Suarez Diaz

Si queremos construir una sociedad donde se viva una verdadera democracia, el camino no es tanto acabar con las desigualdades económicas sino con los privilegios e injusticias en una sociedad educada, con una vigorosa clase media, donde haya oportunidad de trabajo digno, justo y productivo, que genere calidad y dignidad de vida para todos.

Defender a los ciudadanos generadores de tales fuentes de trabajo es pues defender la dignidad humana y los valores democráticos.

Pericles en aquel famoso discurso pronunciado en Atenas en honor de los héroes de las guerras del Peloponeso, que constituye la carta fundamental de la democracia, advirtió que en ella no importaba la distinción entre ricos y pobres sino entre buenos y malos ciudadanos y en la cual los beneficios y dignidades se repartían de acuerdo con el “mérito”.

La industria al servicio de los valores humanos es uno de sus pilares y por lo tanto es urgente defenderla en estos momentos de dificultades. En ello debe comprometerse no solamente el Estado, sino los trabajadores y sus organizaciones sindicales, y el liderazgo industrial.

Los trabajadores deben colaborar generosamente con su esfuerzo entusiasta generoso y responsable. A los empresarios se les pide justicia y generosidad con sus colaboradores, de acuerdo con su rendimiento.

Las empresas deben impulsar la creatividad, la productividad y la competitividad. El camino privilegiado para generar creatividad es fomentar la iniciativa, la motivación y la participación en todos los ámbitos de la comunidad trabajadora. Impulsar la productividad requiere innovación en los métodos y procesos, aplicación de tecnologías novedosas y buena administración. Hay además que competir en novedad, calidad y precio, y optar por campos estratégicos que aprovechen nuestras fortalezas como la agroindustria y los servicios que exploten nuestra privilegiada como las comunicaciones y el trasporte aéreo.

Es populista esperar del Estado una sustancial rebaja de impuestos y es peligroso implementar “subsidios” a no ser en casos excepcionales.

Autor:
Reinaldo Suarez Diaz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad