Publicidad
Lun Sep 25 2017
20ºC
Actualizado 05:18 pm
Domingo 29 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Cómo invertir en el 2012

Columnista: Reinaldo Suarez Diaz

Descendamos de las esferas filosóficas y celestiales a las terrenales.  ¿Qué hacer con nuestros ahorros en esta situación de crisis e incertidumbre? Este escrito lamentablemente sólo podrá ser aplicado por aquella minoría privilegiada de que quienes hemos superado la situación de angustiosa sobrevivencia ante una esa inmensa mayoría de seres humanos que viven en situaciones degradantes víctimas de explotación, injustas desigualdades y carencia de oportunidades. Tampoco a aquellos dedicados a los negocios y la especulación, sino a los simples y limitados ahorradores.

Tampoco pretendo dar clases de economía, ciencia azarosa y llena de misterios en la cual me considero tegua. Se trata de sencillas consideraciones basadas en el sentido común y el olfato zapatoca. No estamos en aquellos tiempos en los cuales invertir en finca raíz era promisorio. Sería querer tapar el sol con la mano el no advertir o negar que el anormal y debordado aumento de la construcción y la exagerada alza de precios en nuestra ciudad no va a conducir a una crisis, o que al menos los precios han llegado a su tope y tenderán a bajar. Por lo tanto no es prudente comprar hoy propiedades para ganarse la valorización. Tampoco lo es comprar nuevo para arrendar. Ya pasaron los bonitos tiempos en que los inmuebles podían rentar hasta el 1% mensual. Hoy, me alegro de ello, muchos de tales arrendatarios han decidido comprar vivienda o locales para no seguir “perdiendo” dinero viviendo arrinconados en inmuebles viejos.

También el mercado de las acciones está en crisis debido a la inestabilidad económica mundial. Peor aún el invertir en moneda extranjera, a causa de devaluaciones imprevisibles de tales divisas y bonos.

Es tiempo pues de ser conservadores en economía. Que nuestra ambición no nos entregue en brazos del azar. Contentémonos pues con no ver disminuido nuestro patrimonio hasta tal punto que nos genere angustia e inestabilidad.

Lo mejor es colocar nuestros sobrantes en entidades financieras seguras donde al menos se salven de la desvalorización.

Pero estos tiempos críticos son una invitación a vivir bien nuestro presente, a gastar, a disfrutar responsablemente. Viajemos, culturicémonos, remodelemos nuestra vivienda, renovemos nuestras perchas, no dilatemos más tantos proyectos vacacionales. Y no olvidemos la enseñanza tradicional que nos invita a “no poner todos los huevos en las misma canasta.”

Autor:
Reinaldo Suarez Diaz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad