Domingo 24 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

La noticia del año: las noticias

Columnista: Ricardo Trotti

Muchas noticias compiten por ser la más relevante de 2017. En el norte se imponen el ‘rusiagate’ o el acoso sexual y, en el sur, Odebrecht, que derivó en un combate inusual y masivo contra la corrupción.

Para mí fueron las noticias en sí mismas. Nunca se había generado tanta discusión en torno al contenido noticioso, sobre consumir verdades o estar expuestos a mentiras.

Las noticias falsas o “fake news”, como las definió el presidente Trump y se impusieron en las presidenciales estadounidenses y en la crisis de Cataluña, han generado debates sobre libertad de prensa, derecho a la información y el valor del periodismo. También provocaron cambios en Facebook, Twiter y Google, ya que por esos canales las noticias falsas se propagaron hasta el infinito.

La gravedad de las noticias falsas está en la intención premeditada de quien las produce y en el objetivo de lograr una acción determinada, como ocurrió en EE.UU, España o con el Brexit. A ello se suma un agravante fortuito. El gestor se aprovecha de la publicidad que las redes y los buscadores asignan en forma automática a cada tema que se hace viral, convirtiendo a esos hechos falsos, pero atractivos, en un negocio lucrativo.

Este engaño de la era de la posverdad, potenciado por usuarios desprevenidos y medios y periodistas descuidados, ha intensificado la aguda crisis de credibilidad y confianza en la comunicación y sus comunicadores. Siempre existieron noticias falsas y exageradas como rubros del periodismo sensacionalista. Pero la gente fue aprendiendo a diferenciar a esos medios y tomar con pinzas sus contenidos.

Ahora, con la saturación informativa y las infinitas formas de obtener información, resulta más difícil separar la paja del trigo. El problema es la simpleza con la que un usuario puede replicarlas, más allá de tener o no mala intención.

Los responsables de las redes sociales, buscadores y medios ya están aplicando estrategias de contención para las noticias falsas. Se les está cerrando el grifo de la publicidad, creando categorías de noticias con identificación de fuentes de difusión para que los usuarios las distingan, mejor posicionamiento en las búsquedas para las noticias verdaderas y botones de alarma para reportar lo que se detecta como falso.

Autor:
Ricardo Trotti
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad