Domingo 19 de Agosto de 2012 - 12:01 AM

Salud y atención médica

Columnista: Roberto Serpa Florez

“Soltar y recoger, como cuan Estos dos términos, salud y atención médica, son diferentes.  Políticos, gobernadores y legisladores los usan como sinónimos, quizás a veces por mala fe y no por ignorancia, dándoles significado igual. Dice la OMS: “La salud  es un complejo estado de bienestar, físico – biológico y socio - económico en el que influyen muchos factores además de la atención medica”. En la atención médica solamente se atiende a los aspectos curativos de la enfermedad. La salud tiene aspectos sociales muy importantes: la organización de la sociedad y sus sistemas de salubridad pública;  se relaciona  íntimamente con el suministro de agua potable, la provisión de sistemas adecuados para la eliminación de excretas como los alcantarillados, la riqueza, la pobreza y la miseria de la población. (Algunas enfermedades como el cólera y la desnutrición crónica se denominan “enfermedades de la pobreza”). Más aún, hay quienes dudan que la desnutrición deba clasificarse como enfermedad, como algo morboso. Ciertos hábitos y costumbres de los seres humanos contribuyen a la enfermedad y perjudican la salud: el uso y el abuso del alcohol, los excesos en las comidas, los accidentes  causados por automóviles,  o en los centros de trabajo o en la vivienda. Muchos Estados y Naciones han organizado “Servicios de Asistencia Social” para proporcionar “Atención Médica” a los ciudadanos que no pueden pagarla. Los Servicios de Salud Pública proporcionan  cuidados preventivos de Salud como vacunación, combate contra vectores y transmisores de enfermedades, saneamiento ambiental, revisión y control de acueductos y alcantarillados. En Colombia se implantó la ley 100 de l993 que trajo consigo el monopolio de intermediación financiera de las EPS e IPS (Empresas promotoras y Prestadoras de Salud) que el año 2011 habían multiplicado  su patrimonio 177 veces y hoy se alzan con el 52% de los recursos de la Salud. Ahora el Gobierno Nacional pretende unificar los servicios del POS (Plan Obligatorio Salud que comprende a los afiliados a los dos regímenes, el subsidiado y el contributivo), sin aumentar los recursos presupuestales y sin tocar los dineros de las EPS, aunque estas no han pagado los 7, 8 billones de pesos que les deben a los hospitales públicos. Tan insensata e irreflexiva unificación del POS llevará a la clausura de los hospitales. Medio centenar de médicos y todos los secretarios de salud del país promueven un referendo para cambiar el modelo de la ley 100 de 1993 que no tiene en cuenta ni al paciente (que llaman “usuario”) ni al médico que llaman (“vendedor del servicio”). Este modelo debe cambiarse; lo mueve solamente la ambición del lucro. Lamentablemente las asociaciones médicas en sus  reclamos  no han hecho énfasis suficiente en los factores sociales y económicos y políticos que causan las enfermedades. Las soluciones deben ser políticas, no politiqueras.

Autor:
Roberto Serpa Florez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad