Publicidad
Dom Sep 24 2017
27ºC
Actualizado 11:35 am
Lunes 14 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Venezolanos

Columnista: Rudolf Hommes

Durante decenas de años Venezuela acogió a millones de colombianos que fueron a vivir allá huyendo de la pobreza. Ahora que está sucediendo exactamente lo contrario estamos en la obligación de corresponder y acoger a los venezolanos que se vienen a vivir a Colombia para evadir la pobreza. En su país el gobierno ha logrado hacer desaparecer la riqueza del pasado y ha caído el ingreso por habitante cerca de 50 por ciento desde 2013 (cálculo de Ricardo Hausmann).

Es natural que los venezolanos salgan de su país en búsqueda de oportunidades y que Colombia se haya convertido en un destino apetecido por la afinidad cultural y la relativa facilidad de pasar la frontera. Colombia está absorbiendo y va a seguir absorbiendo un número sin precedentes de inmigrantes de todos los niveles de ingreso y de las más variadas calificaciones provenientes de Venezuela, independientemente de que quiera o no recibirlos.

Lo indicado es aceptar esto como un hecho y prepararse para que la absorción se lleve a cabo de la manera menos traumática posible. Ya han adoptado mecanismos para normalizar la estadía de personas que ingresaron legalmente y desean permanecer. Es necesario flexibilizar la política de inmigración y organizar en sitios de la frontera, donde ha sido desbordante el influjo de inmigrantes, medidas para hacer menos insoportable esa situación; y facilitar el desplazamiento de los recién llegados al interior del país a las regiones donde escasea la mano de obra, o para continuar su éxodo hacia países vecinos que están ofreciendo programas especiales para ellos como en Perú.

Se debe pedir colaboración de la agencia de la ONU para los refugiados, de las ONGs, de otros gobiernos y apelar a los valores humanitarios de las comunidades y de los sectores productivos de todo el país para que los acojan. Lo peor que puede suceder y hay que evitar a toda costa es que surja un sentimiento de rechazo a su presencia en Colombia.

Autor:
Rudolf Hommes
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad