Publicidad
Mié Ene 17 2018
19ºC
Actualizado 10:00 pm
Domingo 17 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

El beneficio de la educación

Columnista: Rudolf Hommes

Se han publicado datos muy interesantes sobre los salarios de entrada de jóvenes con distintos niveles de escolaridad provenientes de la Gran Encuesta Integrada de Hogares que reveló el DANE la semana pasada. Los datos publicados permiten confirmar enfáticamente que “ser pilo paga” y que los beneficiarios de ese programa de becas, que es un acierto indiscutible, son muy afortunados.

En 2016 un joven que no tiene sino estudios secundarios ingresaba al mercado laboral con un salario de $520.593 mensuales en promedio. La educación media eleva 51 % ese salario mensual a $787.006. Una educación tecnológica o de técnico profesional añade $302,754 (38 %) y la universitaria sube el salario mensual promedio a $2.224,564, más del doble del que gana el técnico o el tecnólogo. Si la persona termina con éxito un posgrado el salario aumenta en promedio a $4.114,203, un incremento del 85 % sobre el salario del profesional.

Estas cifras deberían ser suficiente estímulo para que los jóvenes emprendan y completen estudios post secundarios y para que inviertan en educación de calidad. Un nicho interesante es la educación técnica en programación de computadores y codificación de software, carreras relativamente cortas y los egresados pueden aspirar a salarios de entrada cercanos a los de los profesionales.

Si se quiere combatir la pobreza, la inequidad y “nivelar de la cancha” para que todos los jóvenes tengan comparables oportunidades de salir adelante, la primera prioridad sería ofrecer alternativas de educación post secundaria.

Esto lo podrían llevar a cabo los colegios públicos y privados ampliando su oferta educativa desde el año 11, y creando programas en los años 12 y 13, en los que se podría completar una educación tecnológica preuniversitaria y se podrían adelantar los cursos de educación básica de los primeros dos años de universidad, abaratando de esa manera el costo de la educación superior. Se requeriría adaptar el régimen vigente para que también regule los años 12 y 13 de los colegios y contemple la posibilidad de homologar estos cursos para continuar estudios en las universidades.

Autor:
Rudolf Hommes
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad