Publicidad
Dom Feb 18 2018
21ºC
Actualizado 07:59 pm
Domingo 14 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Desarrollo territorial

Columnista: Rudolf Hommes

John Mellor, profesor de Cornell, sostiene que un impulso significativo de la producción de los campesinos y otros pequeños productores comerciales rurales se traduce en un aumento de la demanda de bienes y servicios no transables a nivel local (educación, servicios de salud y atención médica, servicios personales, vivienda, servicios públicos, recreación, transporte, comunicaciones, recreación) y del comercio, lo que aumenta el ingreso de los trabajadores rurales no agropecuarios e induce un incremento del empleo y del ingreso de la región más o menos bien distribuido entre la población local. Esta es una afortunada coincidencia que permite inscribir políticas de fomento de la productividad y de la producción de los pequeños productores rurales como políticas de desarrollo de los territorios en donde predomina ese tipo de agricultura y como políticas con impacto distributivo positivo a nivel nacional y una disminución significativa de la pobreza rural.

Para que esto se lleve efectivamente a cabo en Colombia, hace falta un firme compromiso de gobierno al más alto nivel, en administraciones consecutivas, con la planeación y ejecución de políticas de fomento a la producción del pequeño productor rural. Es esencial fortalecer las instituciones a cargo de este programa. Se debe comenzar por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que necesita un cambio extremo, buenos ministros y elevar el nivel técnico de su personal. Es un ministerio más politiquero que técnico. Debería ser técnico y desterrar al clientelismo.

Se debe poner en marcha a muy corto plazo un programa de acceso a la tierra, a los demás factores de producción y a sistemas de comercialización, reforma agraria, repartir tierra incautada por extinción de dominio, fomentar la creación de bancos municipales de tierra, actualizar el catastro rural para aumentar el recaudo del impuesto predial y formalizar la propiedad. El aumento de este impuesto dinamizará el mercado de tierras y el arrendamiento de las mismas.

Autor:
Rudolf Hommes
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad