Miércoles 22 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Samuel Chalela
Patrocinado por:
Viernes 19 de Abril de 2013 - 12:01 AM

¿Y si no es Gómez Gómez?

Autor: Samuel Chalela

Gómez Gómez no era un hombre de obviedades, sería ofender su memoria llegar a estas cuartillas con campanudas frases que pretendan aclamar su aquilatada presencia como líder liberal, patriarca santandereano y, lo que hoy es más exótico: como político serio y honrado. Todo eso es fehaciente, está ya en el alma santandereana, esa que él ayudo a esculpir durante el siglo XX y lo que va corrido de este, sencillamente, sin estridencias ni egoísmos; solamente con trabajo pulcro y dedicado. Lo que “Gómezgómez” hizo está a la vista; su legado tangible, como hombre público, educador, estudioso consagrado y de vastísima cultura, es patrimonio de todos.

“En vez de seguir maldiciendo la oscuridad vamos a encender una luz…”; es la frase que él mismo evocaba para tildar los orígenes del Instituto Caldas y la Unab. Con ella dibuja su perfil de líder, hombre que privilegiaba la acción sobre la retórica, hombre-solución, y además revela su raigambre libertaria, incluyente, desprejuiciada. La “luz” que quiso encender para la educación se hizo un enorme faro. Y mientras él andaba encendiendo luces para las preocupaciones locales, terminó siendo el guía tutelar de todos y a la vez la barrera de contención para los descalabros coloquiales; tanto que hoy podría uno preguntarse: ido “Gómezgómez”, ¿en quién queda el patriciado político e intelectual de Santander?   

“Gómezgómez” era una cantera de buen saber. Es que además de su inmensa cultura –su conocimiento del lejano oriente y la madre Rusia era sorprendente-, tenía un sentido práctico de aproximarse al mundo, que admirablemente hacia extensivo al arte y las letras. Con “Gómezgómez” se despide la política seria, la del bien común, la de la construcción de la institucionalidad y la sociedad de las futuras generaciones. En sus “Apuntes para una biografía” (2011) que tuvo la amabilidad de enviarme, sumando con ello a otras generosidades de compañía y consejo de las que me hizo beneficiario, recordaba que en los procesos de paz “debe obrarse en el empeño de institucionalizar todo el espectro político (…) el esfuerzo de aproximar las dos Colombias de la actualidad: la real y la legal”.  El talante de “Gómezgómez” anima a releer sus eruditos escritos, a abrazar su recuerdo de líder moral y a acompañar en estos momentos a su familia, que es la santandereanidad toda.     

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (5 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones