Publicidad
Jue Ene 18 2018
24ºC
Actualizado 12:57 pm
Viernes 20 de Enero de 2012 - 12:01 AM

La república independiente del atropello

Columnista: Samuel Chalela

¿Habrá mayor soledad  que la del peatón bogotano? Llueve y vuelve a llover en esa urbe gris que parece construida bajo las naguas de una beata prejuiciosa; no hay lugar para un carro más, los taxistas no paran o no van para donde uno va, los buses vomitan gente luego de sacudirla sin piedad en medio de la desaforada lucha del tráfico, la gente no se mira ni se habla ni protesta, los policías solo interrumpen su indolencia para clavarle una multa a un carro que salió en pico y placa –ya solo de eso viven- o para abrirle paso a la escolta de funcionarios ineptos que van dejando entre los transeúntes el tufillo del privilegio, la hediondez de sus desfalcos y su insultante desidia.

Si la Policía está para proteger a la comunidad –a toda-, y si tiene a su cargo la preservación de la tranquilidad, la seguridad, el urbanismo y todos los demás aspectos que construyen ese concepto intangible de “orden público”, ¿qué es lo que está haciendo en un país lleno de lugares donde reina la desprotección del ciudadano, la anarquía?  La soledad del peatón bogotano es igual al desamparo del ciudadano simple de Cali, Bucaramanga o Sincelejo. Dicen las autoridades políticas, de quienes depende la policía, que no hay repúblicas independientes dentro del Estado, ni lugares donde no haya agentes que preserven el orden y defiendan al ciudadano común. No es necesario ir al Cañón de las Hermosas o a las selvas del Catatumbo para decir que sí hay lugares mucho más cercanos en donde nadie está del lado del ciudadano atacado y desamparado.

Si en vez de estar cazando transgresores del pico y placa se montaran en los buses; ahí hay una república independiente, donde el pasajero inerme es zarandeado a la circense, por la violenta cabrilla de un endemoniado chofer, que además tiene la autoridad de la cruceta, el machete y el “madrazo”. ¿En dónde están cuando en la sala de urgencias de una clínica someten a un cúmulo de enfermos a horas de espera tirados en el piso sin cómo trasladarse a otro hospital? Dónde están, cuando le niegan la entrada a una negra en una discoteca por presumirla prostituta? ¿Cuando el taxista no tiene cambio para un billete de 10 mil y le pasa al usuario el problema?

Autor:
Samuel Chalela
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad