Publicidad
Lun Sep 25 2017
19ºC
Actualizado 08:54 am
Viernes 01 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Leer

Columnista: Santiago Gomez

“Hoy no hay partidos, hay grupos de Facebook. Estamos en el tiempo de WikiVargasLleras”, dijo Ricardo Silva, desnudando las debilidades del sistema democrático colombiano actual. “El mal colombiano es que creemos que los corruptos son los otros”, también Silva, recordando nuestra responsabilidad individual frente a los problemas colectivos.

“En Colombia confundimos ser con prevalecer. Pensamos en pasar por encima del otro”, el novelista colombiano, describiendo el carácter depredador de una sociedad confundida.

“El fútbol es mi herramienta de conexión con el mundo”, Eduardo Sacheri, sobre la importancia del juego en la construcción de relatos simbólicos que permiten entender la vida de una manera más sencilla.

“No tienes que ser un santo para intentar cambiar el mundo”, Jody Williams, premio Nobel de Paz, motivando a quienes nos sabemos falibles a que sigamos intentando modificar aquello que creemos injusto. “Quejarse con los amigos no soluciona los problemas de nadie”, la Nobel llamando a la acción en un mundo en que la quietud indignada se enquista en las utopías de unos pocos.

“Yo también cometí el error de creer en la mitología de la historia de mi país”, cuestionó la Nobel como queriendo hacernos –con razón- dudar de los códigos historiográficos que los vencedores nos inocularon desde los textos oficiales.

“Lo que más me interesa de escribir, no es publicar. Es escribir”, dijo Guillermo Arriaga, escritor de Babel y 21 gramos. Nos recordó que la escritura es un arte, no un simple capricho comercial.

“En el arte no hay voluntad. Es tan difícil escribir bien como es difícil amar el fútbol, jugarlo y no ser como Messi”, afirmó el mexicano, reivindicando la posibilidad de fallar cuando se escribe. No todas las obras son maestras y no todos los intentos son exitosos. Ser el mejor cuesta.

“Los jóvenes de hoy se tatúan por falta de cicatrices. Por falta de experiencias vividas”, dijo Guillermo Arriaga subrayando la supuesta, aunque probable apatía de los jóvenes por vivir un mundo con riesgo, por fuera de la burbuja de las relaciones mediadas por la tecnología.

Esto y mucho más fue Ulibro 2017, que termina mañana.

Autor:
Santiago Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad