Publicidad
Lun Dic 11 2017
19ºC
Actualizado 07:17 am
Viernes 10 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Candidatos

Columnista: Santiago Gomez

Que Rodrigo Londoño quiera ser Presidente de Colombia luego de ser excomandante del Bloque Magdalena Medio del desmovilizado grupo guerrillero de las Farc, su comandante en jefe desde 2011 y luego de estar vinculado por casi 30 años a ese grupo subversivo que tanto dolor y muerte causó a este país, es ofensivo para quienes estamos convencidos de que la violencia no es el mecanismo para lograr cambios positivos. Que un condenado por homicidio agravado y secuestro pretenda dirigir un país es risible. Que un terrorista –por más desmovilizado que demuestre estar-, acusado también de rebelión, reclutamiento de menores, hurto, daño en bien ajeno, narcotráfico, extorsión, conspiración, sedición y concierto para delinquir, aspire a ganar los votos de los colombianos para tomar las riendas de un país, es un contrasentido. Que alguien que alcanzó a tener 117 órdenes de captura en su contra quiera hacernos creer que debemos confiar en él para tomar decisiones públicas, es creernos muy tontos.

Lo bueno es que cualquier persona mayor de 30 años que demuestre ser ciudadano colombiano de nacimiento puede ser candidato presidencial: unas 20 millones de personas podrían postularse para serlo y no hemos tenido más de 85 presidentes, luego hay un trecho gigantesco entre querer ser Presidente y serlo. Y en un país democrático como este, quienes deciden quiénes logran serlo, no son los caudillos y mesías políticos encerrados en sus palacios y jugando con nosotros como si fuéramos fichas en el ajedrez de sus vanidades y de sus desmedidas pretensiones de poder, aunque a veces lo parezca, porque aún hay siervos que orgullosamente votan por el que diga el patrón y no por el que dicte su conciencia luego de un análisis detallado con un mínimo de responsabilidad histórica.

Los que creemos en la paz no votamos Sí porque quisiéramos ver a los terroristas como candidatos, lo hicimos porque no queríamos verlos asesinando más. Timochenko no será Presidente en 2018 y espero que nunca lo sea. A mí me asusta más una eventual presidencia de Vargas Lleras, principalmente porque esa sí que es probable.

Autor:
Santiago Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad