Viernes 23 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Un tiro a la democracia

Columnista: Santiago Gomez

En la Unab se realizó un debate con candidatos al Senado al que asistieron apenas cinco de los 18 aspirantes. Preocupante también el poco interés de la ciudadanía en atender el llamado de la democracia, lo que seguramente se verá reflejado el próximo 11 de marzo.

Pero lo más preocupante fue el pobre nivel de discusión y conocimiento de la realidad demostrado por cuatro de los candidatos: uno de ellos arrancó diciendo que el “neoliberalismo privatizó los servicios públicos para dárselo a los corruptos”, respondiendo una pregunta sobre el Hospital Universitario. No solo el Hospital es público, sino que la afirmación desconoce groseramente el hecho de que en este país la corrupción y el desgreño administrativo no están relacionados históricamente con el sector privado, sino con el público. El mismo candidato insinuó, en ese mismo sentido, que se debería expropiar a los privados que prestan el servicio de salud.

A continuación, otro candidato respondiendo a una pregunta sobre el drama de los migrantes venezolanos afirmó que “Colombia no pude ser un país de refugiados pues ya suficientes problemas tenemos acá”, como si el problema de la migración no fuera un tema humanitario, como si los países que históricamente han recibido migrantes colombianos durante el último siglo no hubieran tenido sus propios problemas.

Pero quien se llevó las rechiflas y burlas del auditorio fue la candidata del Centro Democrático quien afirmó que “Yo particularmente me opongo a la megaminería, mi partido no sé”, evidenciando que su adhesión no responde a coincidencias programáticas sino a intereses electoreros; “Por lo menos en mi casa se está viendo la crisis económica”, haciendo análisis personalistas en un tema delicado que debe ser resuelto a partir de indicadores que den cuenta del conjunto de la sociedad; “A mí no me parece malo darle a los venezolanos un espacio temporal”, sea lo que sea que quiera decir eso y remató con un “ojalá algún día, pronto, a alguien se le ocurra pegarle un tiro a Maduro”.

Solo Leónidas Gómez destacó por su discurso coherente de lucha contra la corrupción. Así nos va en Santander.

Autor:
Santiago Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad