Lunes 21 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Ituango, energía desbordada

Columnista: Sergio Arenas

Los lamentables y preocupantes hechos que enlodan el megaproyecto de la hidroeléctrica de Ituango, generan nuevamente preguntas sobre la conveniencia ambiental, la oposición de la comunidad y la idoneidad de los contratistas.

El manejo mañoso, oportunista y miserable que le han dando algunos políticos de izquierda, al afirmar que el proyecto es responsabilidad de los políticos de derecha que estaban de turno en Antioquia en el momento de adjudicación del contrato, relacionando el proyecto con masacres y asesinatos a líderes sociales de la época, pone en evidencia, la capacidad destructora y estratégica para la degradante obtención de votos.

No se nos puede olvidar, que la responsabilidad de garantizar a los ciudadanos el derecho a la vida, a un ambiente sano, aprovechamiento de los recursos naturales, acceso a lo servicios públicos y derecho a una vivienda digna, es del Estado; quien por su incapacidad, se ve obligado a concesionar sus obligaciones primarias en el sector privado, quien es el que arriesga verdaderamente su patrimonio, para satisfacer a los ciudadanos de lo que hoy prometen varios políticos; como casas gratis, educación y un País dizque humano.

Cualquier acto súper heróico por parte del gobierno de Santos o de los políticos de oropel que nos rodean, para trasladar la responsabilidad del Estado al contratista, deberá ser condenado por la ciudadanía, por el simple hecho de que éste proyecto no es del contratista, sino del País; ya que está destinado a solucionar las necesidades de servicios públicos de muchos, y eso es calidad de vida.

Solidaridad frente a los daños sufridos, no sólo de las poblaciones vecinas, si no de los ocasionados a la infraestructura del proyecto, como lo fue la inundación del cuarto de máquinas (acción determinante para minimizar el riesgo); debe ser el camino por parte del Gobierno Nacional garantizando el equilibrio financiero y económico del contrato, ya que las pérdidas superarán los $ 400.000 millones.

Autor:
Sergio Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad