Publicidad
Lun Nov 20 2017
23ºC
Actualizado 12:20 pm
Domingo 06 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

País fiscal

Columnista: Sergio Rangel

Gustavo Pinzón González, apreciado amigo y prolijo escritor de temas históricos, me hace llegar su último libro “Las revoluciones Comuneras y la Iglesia Católica”, interesante y bien investigado tema. Las revoluciones comuneras en España y América, una historia dolorosa y trágica en donde Pinzón González citando a Roberto Tisnes define el término “Comunero” como, “masa rebañega o carneril, la plebe… perturbadores de la tranquilidad pública” No soportaban más abusos de sus gobiernos, anfixiados de impuestos se revelan en Toledo por los días de 1520, revolución que se extiende por España en quiebra, no obstante recibir oro y plata de un pillaje vergonzoso.

Carlos V Rey de España y de Alemania. “… el rey, un muchacho increíble y disparatadamente joven… miraba como un idiota, ... no sabía ni una palabra de la lengua castellana”. Los comuneros y su capitán el Obispo católico Osorio de Acuña, son derrotados aparatosamente y Acuña recibe tortura y una muerte brutal. Los teóricos marxistas atribuyen el origen de las revoluciones a razones económicas. Al menos ha sido una constante histórica. En las revueltas “comuneras” para bien o para mal, la iglesia católica metió sus ornamentos. En el Paraguay (1649) el monje que llegó a obispo, Bernardino de Cárdenas, siendo gobernador, capitaneando indios expulsó a los jesuitas. Todo esto creó una guerra con los indios de las reducciones de jesuitas en donde Asunción, la capital, se redujo a cenizas. ¿Razones políticas o económicas? No me atrevería a definirlo. Pinzón González concluye su investigación con la revuelta Comunera de 1780 originada en el Socorro y que tiene como personaje central al Arsobispo Caballero y Góngora. Lo cierto es que las revueltas “comuneras” hispanas y en la América Latina se originan en los abusos fiscales del Estado. Países de economía fiscal que no ha permitido el desarrollo. Aquí se cita de Camacho Roldán, algo interesante como si fuese el hoy: “Todo está gravado, el capital y la renta, la industria y el suelo, la vida y la muerte, el pan y el hambre.” El parecido con la Colombia de hoy no es coincidencia.

Autor:
Sergio Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad