Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am
Domingo 03 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Ali Babá y los 40 ladrones

Columnista: Sergio Rangel

Hace unos largos años se presentó en Bogotá una Ópera titulada Los Ladrones. No pude recordar quién fue su autor, ni cuando se  hundió en el olvido. La  época en Colombia no era para óperas, tal vez  nos avasallaban espejismos  que cabían en una mochila. La  admiración por los que se dejaban crecer las barbas y el cabello, emprender  viaje a pie por carreteras sin  mirar atrás. Miles de hijos pródigos que regresaron luego a la sombra del manzano en la que dormitaba Buda. Contar que en la frontera habían guerreros extraños armados de guitarras. Mundo de oportunidades y momentos.

Hoy en España, Ali Babá y los 40 Ladrones, una ópera que se  estrenará en el Teatro de la Maestranza, espera su apoteosis  en diciembre. Un  público que quiere saber la razón de la quiebra de la ética por el poder del dinero, que  aplasta los derechos de los niños y la angustia de los enfermos por una droga que no hay. Un cuento extraído de la baraja de los fascinantes relatos  de “Las mil y una noches” traído al momento de ahora. En Bogotá la ópera de “Los Ladrones” desapareció en el olvido, nadie quiso saber de los Ladrones. Son tantos los ladrones en Colombia que es como espantar moscas a manotazos. El  cuento de los ladrones comenzó en la conquista, siguió en la  Colonia con los Virreyes, luego en los albores  de la independencia, como que Nariño y  Zea metieron las uñas, dicen.

Hoy los ladrones no son 40 sino millones y llego a pensar que todos somos ladrones, la palabra ya  no dice nada,  deberíamos apellidarnos Cárdenas y Cárdenas. De cuello blanco y de cuello sucio. Me  hiela la sangre la soledad del fiscal y la de Rod Alcalde.  Un juego de ajedrez, las fichas  se iran disminuyendo y puede haber un jaque  mate. Para algo sirve la historia,  para saber que siempre han ganado los que se quedan solos y los inteligentes. La Ética, un algoritmo, que nos permite dormir tranquilos sin esperar  que “los heraldos de la muerte toquen a la puerta”

 

Autor:
Sergio Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad