Domingo 31 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

La guerra del pan

Columnista: Sergio Rangel

El 31 de diciembre cuando se despide un año, hablar de guerra es no conocer el principio de oportunidad para decir las cosas. Pero a veces los hechos inminentes deben advertirse. Es posible que tengamos guerra con Venezuela. Quizás los vetustos tanques de Chávez se quedarán varados a mitad de camino, y los obsoletos Kafir nuestros no puedan despegar y las infanterías de los dos países no pasen de escaramuzas. No será a cañonazos, ni habrá guerra naval. Un torpedo disparado por cualquiera de los submarinos Venezolanos le abrirá un inmenso boquete presupuestal equivalente a la producción petrolera de un año. Y a Colombia le costará el equivalente a la exportación cafetera. A no ser que la torpeza de Maduro nos lleve a ese desastroso enfrentamiento armado, o que el mono Trump considere que Colombia es la punta de lanza y presione al futuro mandatario colombiano a esta aventura. No creo. Pero las guerras surgen de las imbecilidades de los hombres. Marx, mientras su sirvienta lo amaba en su camastro a escondidas de su mujer, soñaba lo que a la postre fue una imbecilidad que el tiempo desbarató de un plumazo, “la economía centralizada”. El comunismo de Estado que controla todo hasta la producción de un simple “mojicón” de pan, hizo que cada día la URSS tuviese que importar más trigo de EU. Una anécdota que se cuenta en época de la Perestroika de Gorbachov, cuando intentó revivir la economía Soviética. Su ministro fue a Londres para estudiar el intrincado manejo de la economía. Hastiado de visitas a la bolsa de Londres y la gritería de los jugadores de valores dijo a sus “guias” : - No más visitas complejas, dígame cómo se maneja la producción de pan que yo no veo inmensas colas como en Moscú, ¿Qué entidad suministra el pan? -¡No existe! Son los mismos panaderos que intercambian sus sabrosas fórmulas, no es el Estado.

En Venezuela Maduro colgará de un poste de la luz, si no ve que el sueño del “pan comunista” ha fracasado en el mundo.

Autor:
Sergio Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad