Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 09:35 pm
Domingo 30 de Julio de 2017 - 12:01 AM

El homenaje a Norberto

Columnista: Sonia Diaz Mantilla

La orden Gran Caballero, le fue otorgada al peluquero de Bogotá, Norberto, por sus aportes al país. Ok. Uno puede homenajear a quien le venga en gana y más el Congreso, pero ¿es en serio?

Tengo amigas que han ido a su peluquería, pero yo sigo yendo a donde Glorita, que me deja regia. Pero no quiero aquí hablar de banalidades. Con mucha pena haré una lista cortísima (lo que me permite este espacio), de los miles de destacadísimos caballeros colombianos que bien merecerían la distinción que alumbrara bellamente la navidad en la cuadra cercana a la peluquería del honorable caballero.

Fernando Mantilla Serrano  (bumangués), fue magistrado de la Corte Internacional de Arbitraje de París y hoy es codirector de la firma mundial Latham & Watkins; Fernando Lizcano (opita), endocrinólogo y biólogo de Harvard, descubrió una proteína que puede contribuir en la prevención y tratamiento del cáncer; Ricardo Restrepo, psiquiatra, trabaja con refugiados de guerra, es considerado uno de los mejores psiquiatras de Estados Unidos; Germán Velásquez (manizaleño), fue director del programa mundial de medicamentos de la ONU y ahora coordina una labor para 54 países en vía de desarrollo, que busca acceso a medicamentos esenciales; Nikolái Aljuri (bumangués), entre otros ‘cortes’ e inventos de este doctor en ingeniería biomédica y física, está el diseño de un aparato para identificar reflejos cardiovasculares, que será utilizado para viajes tripulados a Marte.

Debe estar muy contenta la congresista Rosemary Martínez Rosales, porque tendrá corte y peinado gratis por muchos años. Yo, que a veces me levanto peinada como Rigoberto Urán, hubiera preferido ver destacado a uno de esos miles de colombianos que con inteligencia, dedicación, esfuerzo y tesón han hecho tanto por el país y por la humanidad.

Pero eso es el Congreso, qué le vamos a hacer. A ver si se inventan una condecoración a la gran dama colombiana, aunque pensándolo bien, no quiero ni pensar quién sería la beneficiada.

Una pregunta suelta: ¿Si hubo corrupción comprobada en la aprobación de los POT para favorecer a particulares, eso invalida las licencias?

Autor:
Sonia Diaz Mantilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad