Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 05:36 am
Domingo 03 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Fajardo, Petro o Vargas Lleras

Columnista: Sonia Diaz Mantilla

Entre esos tres nombres estaría el nuevo presidente de Colombia, si nos atenemos a las preferencias que están mostrando las encuestas.

Fajardo, quien el viernes inscribió su campaña en medio de contradicciones de uno de sus aliados en la llamada Coalición Colombia (la senadora Claudia López), suma la experiencia de la alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia y una imagen de tipo bien, académico (es matemático), a quien no obstante la Contraloría de ese departamento le embargó bienes por supuestos sobrecostos en la construcción de estaciones de Policía cuando era Gobernador.

Petro fue senador y alcalde de Bogotá. Hizo parte del M-19 y como miembro de esa organización estuvo preso para luego desmovilizarse en el gobierno de Virgilio Barco. En el Congreso se le recuerdan sus debates contra la corrupción y por ser el autor, junto con su partido (el Polo, del que hoy está distanciado), de destapar la denominada “parapolítica” (vínculos del sector político con el paramilitarismo).

Su paso por la Alcaldía de Bogotá tiene tantos defensores como detractores. En los temas sociales están sus defensores, pero muchos concuerdan en que no tenía claro cuál era el modelo para Bogotá, para su desarrollo futuro en temas como movilidad y la salud de las finanzas públicas.

Germán Vargas Lleras ha ocupado importantes cargos de Gobierno luego de pasar por el Senado de la República, donde tuvo un destacado papel. Encargado de los planes de vivienda del actual gobierno y de la financiación y puesta en marcha de grandes obras de infraestructura, se le reconoce como ejecutor en los temas públicos. Pero aún habiéndose desmarcado del partido que creó, Cambio Radical, se le critica por no haber parado a tiempo la feria de avales en que convirtió su apuesta política y que hoy tiene tras las rejas a varios de los integrantes de su colectividad. Y eso tiene costos políticos, él que es un zorro en estas lides, lo sabe muy bien.

Al Centro Democrático le está cogiendo la tarde para decidir qué va a hacer en las elecciones (si coalición o candidatura propia) y al liberalismo le puede estar pasando cuenta de cobro el desgaste y descrédito del actual gobierno en su tema bandera: la aplicación de los acuerdos de paz.

Autor:
Sonia Diaz Mantilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad