Jueves 31 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Viernes 21 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Incuria con la Casa de Bolívar

Bucaramanga tiene pocas edificaciones que simbolicen el pasado, representen una época, tengan valor histórico emblemático y sean brújula para que las nuevas generaciones tomen amor por el terruño y  conciencia de lo que sus mayores hicieron para dignificar el suelo que pisan. Una de las más destacadas es la Casa de Bolívar.

Tal inmueble, que tiene una importante huella histórica es, además, asiento de una digna y venerable institución que ha preservado muchos de nuestros principales valores, la Academia de Historia de Santander, junto con su su biblioteca y museo. Ellos son sustanciales en la cultura santandereana.

Lo ocurrido hace poco con la partida por algo más de 250 millones de pesos que del presupuesto departamental se transfirió al municipio de Bucaramanga, para financiar el mantenimiento, adecuación de la infraestructura física y recuperación del inmueble y del Museo Casa de Bolívar, llama a escándalo y debe ser investigado por la Procuraduría General de la Nación y las
Contralorías Municipal y Departamental, pues la displicencia con que actuaron funcionarios de la Secretaría de Planeación Municipal no solo ofende los más caros valores de la región, sino que puede haber infringido normas vigentes.

La infraestructura de la Casa de Bolívar necesita urgentes cuidados y los académicos luchan a brazo partido para que de los presupuestos departamental y municipal se destinen partidas para preservar y mejorar tan preciado inmueble. Por eso que una suma destinada para tal fin, por demás insuficiente, se pierda por abulia e ineficacia de los funcionarios de la Secretaría de
Planeación Municipal merece todo tipo de señalamientos y censura, pues demuestra palmariamente que son incapaces de desempeñar las funciones de sus cargos.

Este caso demuestra la inutilidad de la burocracia que inunda las dependencias municipales y el daño grave que con su inacción le causan a la ciudad, a la cultura y al futuro.

De lo ocurrido la responsabilidad política está en cabeza del Acalde y del Secretario de Planeación Municipal, quienes deben responder ante la ciudadanía por la torpeza de su aparato gubernamental, el que no fue capaz de hacer lo que le correspondía.

La Casa de Bolívar está en condiciones físicas que preocupan, pese a los esfuerzos que hace la Academia de Historia de Santander para su preservación. Su lamentable estado físico es, en gran medida, consecuencia de la ineficacia de los funcionarios de la Secretaría de Planeación Municipal.

Publicada por
REDACCION EDITORIAL
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones