Martes 22 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Miércoles 26 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Otra vez el mal ejemplo

Todavía está en la mente de muchos colombianos el bochornoso capítulo protagonizado por el ahora destituido e inhabilitado exsenador Eduardo Merlano, en el cual pretendió abstenerse de realizar una prueba de alcoholemia y evadir una multa de tránsito por embriaguez, argumentando que su investidura de senador lo ponía por encima del respeto a las normas y a los agentes.

Ahora los santandereanos fuimos testigos de un hecho similar, pero con un protagonista local: el actual gerente de la Empresa de Alcantarillado de Santander, Empas, Raúl Eduardo Cardozo Navas. Según denunció un alférez adscrito a la Dirección de Tránsito de Floridablanca, el vehículo de la esposa de Cardozo Navas y el del mismo gerente estaban parqueados en zona prohibida, por lo cual el agente de tránsito procedió a multarlos. Pero la respuesta del dirigente, según denuncia presentada ante la Fiscalía, fue sacar a relucir su cargo e insultar al funcionario de tránsito, destacando su posición de poder en el Empas y reiterando sus insultos en el origen humilde y la condición de empleado de menor nivel del agente de tránsito. Fue tal la situación de agresión, que según sostiene el alférez en la denuncia, el Gerente del Empas lo golpeó. Aunque esta golpiza es desmentida por Cardozo Navas, el dirigente reconoce que insultó y agredió verbalmente al agente de tránsito.

Qué vergüenza que sean quienes están en cargos de poder de la administración quienes protagonicen actos como estos, en los que utilizan su posición para intentar evadir las normas y oprimir a ciudadanos en situación de debilidad, cuando debieran ser ellos los primeros llamados a dar ejemplo en el cumplimiento de las normas y en el respeto al ciudadano.

Un servidor público esta allí para, como su nombre lo dice, “servir” a la ciudadanía y no para esgrimir su condición como una especie de fuero que le permita pasar por encima de los demás ciudadanos y abstenerse de cumplir las normas que todos deben cumplir.

El episodio del senador Merlano le costó su destitución y 10 años de inhabilidad, pues la Procuraduría consideró que “nunca debió acudir a su investidura de senador para influir en los policías”, pues esto, junto con otros factores, configuraron un tráfico de influencias. En el caso del Gerente del Empas serán las autoridades competentes las encargadas de investigar si existió la agresión física denunciada por el alférez y si Cardozo Navas quiso valerse de su cargo para evadir la multa. Y de hallarse culpable, deberán imponerse sanciones ejemplarizantes, pues no puede ser posible que situaciones como estas se sigan presentado.

Ojalá no pase como con la multa interpuesta contra el secretario del Interior, René Garzón, por aparentemente conducir en estado de embriaguez, que el mismo alcalde de Bucaramanga prometió investigar y sancionar ejemplarmente sin que hasta hoy haya pasado nada.

Sería bueno escuchar la opinión del Gobernador sobre la conducta de su funcionario.

Publicada por
REDACCION EDITORIAL
Su voto: Ninguno (3 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones