Viernes 29 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Miércoles 30 de Enero de 2013 - 12:01 AM

Que el Paseo vuelva a ser del Comercio

sobre el que trabajaron las administraciones de Alberto Montoya Puyana y Alfonso Gómez Gómez, quienes acometieron la obra de su peatonalización con el propósito de dar respiro a los peatones y nuevas oportunidades a los comerciantes. 

La apertura de esta vía en su momento fue celebrada por la ciudadanía porque encontró al recorrerla un pasaje de gran calidad urbanística, con mobiliario urbano no solo de buen gusto sino funcional, que incluía obras de arte en todas las cuadras; piso seguro, cómodo y amplio para responder adecuadamente a la finalidad para la que se pensó, arborización también adecuada y suficiente para servir de adorno y sombra a los caminantes; en fin, se hizo un Paseo del Comercio para que diera nueva vida al centro y un mejor desarrollo a la ciudad.

Pero el tiempo fue destruyendo, hasta casi desaparecer, lo que entonces se construyó: la invasión del espacio público superó los límites de lo soportable y ahora que los ambulantes han despejado la calle 35, nos hemos encontrado con un espectáculo asombroso por lo deplorable. El Paseo del Comercio de hoy semeja más a la estela mortecina de un naufragio que a la senda floreciente que fue en su comienzo: la marea humana que lo inundó estas décadas pasadas arrasó con todo, retorció el hierro, herrumbró los faroles, agredió el arte, secó los árboles. Lo que hoy se ve es destrucción, moho y olvido. 

Por eso se impone como urgente de parte de la administración, la recuperación física de la calle 35, para que, con las adecuaciones propias de esta época, vuelva a ser el Paseo del Comercio, en una ciudad que históricamente ha tenido en esta actividad económica una de sus bases fundamentales de progreso. La acción gubernamental en este sentido debería ser enérgica e inmediata en la idea de devolverle a Bucaramanga la que fue una de sus obras principales cuando a finales del siglo pasado se pensó en darle paso a este que ya superó su primer decenio.

Pero también los comerciantes tienen su alta cuota de responsabilidad en lo que debe ser el futuro de esta vía. En sus manos está también invertir en sus propios negocios mejorando sus fachadas, proponiendo actividades y estrategias para que el Paseo vuelva a ser del Comercio organizado y unido y no volvamos más pronto que tarde a sucumbir ante la fuerza de la anarquía y la indiferencia general.
Publicada por
REDACCIÓN EDITORIAL
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones