Martes 30 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Domingo 17 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

Los abusos hacen carrera en la ciudad

La costumbre conduce al conformismo. Y para el caso del Área Metropolitana, ese conformismo de la ciudadanía frente a muchas situaciones que en otras latitudes resultarían intolerables, ha patrocinado la incompetencia de las administraciones de Bucaramanga, Girón Piedecuesta y Floridablanca durante años.

Es así como prácticamente por donde se mire, en esta urbe de más de un millón de habitantes hacen carrera equivocaciones, se repiten los errores, se reproducen los abusos y se multiplican abandonos inconcebibles, ante los ojos displicentes del sector oficial y la actitud resignada de la opinión pública.

Opinión pública que debería llamar a cuentas y exigirles a sus alcaldes, concejos y responsables de la cosa pública en general, soluciones eficaces al listado creciente de contrariedades que tiene inundada a la ciudad.

Los casos, lamentablemente, abundan. Para no ir más lejos, ¿cómo es posible que, por ejemplo, quienes viven en Floridablanca estén obligados a pagar por alumbrado público sumas significativamente más altas que sus pares de Bucaramanga, por cuenta de un contrato firmado a 20 años bastante cuestionable, consumado además hace más de una década?

La diferencia de precios es tanta, que un habitante estrato dos de Florida paga más que uno de estrato seis de la capital de los santandereanos, pero en todo este tiempo, no se ha hecho nada por enmendarlo.

]Lo mismo se puede decir de las obras de Metrolínea, mal diseñadas y peor aún ejecutadas, para las cuales no hay presupuesto que aguante. Y lo más grave aún, dejadas a su suerte en varios trayectos, con todos los peligros que tal abandono y desidia representan para la ciudadanía.

El registro de despropósitos en la ciudad no estaría completo sin anotarle el pésimo estado de las vías, en contraste a una población que es de las más aplicadas del país a la hora de pagar sus impuestos.

La lista tampoco estaría finalizada sin agregarle la crisis progresiva de la movilidad, los aumentos desproporcionados en el impuesto Predial, la falta de andenes en amplias zonas de la ciudad y el deterioro de los mismos en el resto, la suciedad imperante o el caos generalizado en el tráfico.
L
as ciudades colombianas en general y Bucaramanga y el área metropolitana en particular, soportan cada vez más problemas que, como se corrobora una y otra vez, tienen explicación en las malas gestiones públicas, pero también en la pasividad y el conformismo de sus habitantes.

Y sólo hasta que éstos tomen conciencia de la situación y mediante su derecho al voto y por qué no, al de la revocatoria, les exijan a sus mandatarios administraciones pulcras y eficientes, comenzarán a borrarse del largo listado uno por uno esos lunares que tanto perjudican la calidad de vida y deforman las urbes de la nación. 

Publicada por
REDACCION EDITORIAL
Su voto: Ninguno (6 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones