Sábado 30 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Jueves 07 de Marzo de 2013 - 12:01 AM

Al POT pocos lo toman en serio

Mauricio Mejía, secretario de Planeación de Bucaramanga, lo dijo hace unos días en las páginas de este diario: “El POT salvaría a la ciudad del desorden y la anarquía”. Se refería a que ante la manera desorganizada y caótica como ha venido creciendo Bucaramanga, la única alternativa de reorientar la ciudad en su crecimiento y desarrollo es adoptar de una vez por todas el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, POT.

Esta ausencia de un POT actualizado y coordinado con las realidades de la ciudad, es la que ha permitido que Bucaramanga ostente el índice de construcción de vivienda más alto del país y que hoy no exista delimitación real entre zonas comerciales y residenciales.

A pesar de que se trata de un documento necesario para “salvar a la ciudad”, pareciera que la ciudad misma no se ha dado cuenta de su importancia. O lo que sería peor, que han sido más fuertes los intereses en que no se avance en este sentido, que la necesidad de toda una comunidad.

En la administración anterior, el alcalde encargado Héctor Moreno Galvis se negó a aprobar el POT, después de que fue objeto de un profundo trabajo por parte de funcionarios de la Alcaldía, por considerar que no había sido “suficientemente socializado”. Y la historia volvió a empezar.

Ahora, esta administración decide sacar adelante este documento y cuando lo remite a la Corporación de Defensa de la Mesa de Bucaramanga, Cdmb, autoridad encargada de darle el visto bueno antes de ser sometido a aprobación del Concejo, ésta no le da trámite bajo un increíble fundamento. Según la Cdmb, los retrasos en el estudio del POT se deben a que la Alcaldía envió el documento “digitalmente” y no en papel. Y la autoridad ambiental se sostiene en que no iniciará tal estudio hasta que el documento no se entregue en papel.

No tiene presentación que una ciudad tenga frenada la expedición de un documento vital para su subsistencia por discusiones tan superficiales y faltas de fundamento, como si el documento debe imprimirse o no. Y mientras tanto, ni siquiera se ha dado inicio al análisis de los cambios que trae el POT.

Si este es el nivel de debate sobre este trámite, ¿qué podemos esperar los bumangueses sobre el análisis de los grandes cambios que necesita la ciudad?

Y mientras tanto, el desorden y el caos seguirán reinando en Bucaramanga.

Publicada por
REDACCIÓN EDITORIAL
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones