Jueves 18 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Sábado 20 de Abril de 2013 - 12:01 AM

Los lunares del Consejo de Estado

El Consejo de Estado es la cabeza de la justicia Administrativa en Colombia. La corporación encargada de dirimir en última instancia los procesos en que es parte tanto un ente territorial (departamentos, municipios, etc.), como las entidades de carácter estatal.

El cúmulo de trabajo que tiene es inenarrable pues el Estado, en su actividad cotidiana, cuenta con enorme número de frentes y asuntos en los que por muchas razones termina o bien demandando, o siendo demandado.

Los procesos adelantados ante la jurisdicción Administrativa son los de más lento trámite en la Justicia colombiana y el Consejo de Estado arrastra una gigantesca mora en la evacuación de su trabajo; despachar  una segunda instancia allí dura, en promedio, entre 4 y 6 años, lo que causa perjuicios de muy diverso orden a quienes recurren ante la
Justicia y eleva la cuantía de las condenas en contra de la Nación.

En el Consejo de Estado no solo hay el problema anterior. Probablemente, como consecuencia de las funciones de elector que en su cabeza puso la Constitución de 1.991, los 27 magistrados que lo conforman se han enzarzado en pujas y rifirrafes internos que han devenido en sordas luchas intestinas que han dificultado el cumplir satisfactoriamente con las tareas que en su cabeza tiene.

Esas agrias disputas se evidencian en casos tales como la elección de un jurista para llenar una vacante que quedó en la Sección Quinta desde junio de 2.011; solo a mediados del presente mes de abril de este 2013 pudieron seleccionar a una magistrada, luego de casi dos años y más de 100 elecciones en las que ninguno de los postulados alcanzó los 21 votos necesarios para ello. ¿Razones? La disputa interna entre bandos opuestos.

Algo similar ocurrió con el nombramiento del reemplazo de la magistrada Ruth Stella Correa, quien hace cerca de un año pasó a ser ministra de Justicia y solo hace pocos días se logró seleccionar su reemplazo. Y también se dio para llenar las vacantes dejadas por los magistrados Enrique Arboleda y William Giraldo.

Como si lo anterior fuera poco, en las semanas por venir dos magistrados más se retiran del Consejo de Estado. ¿Cuánto demorará la escogencia de sus reemplazos?

Las cosas no pueden seguir así. El Consejo de Estado debe dar ejemplo de altura, eficacia y prontitud en su labor. 

Publicada por
REDACCION EDITORIAL
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones