Sábado 23 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Viernes 24 de Mayo de 2013 - 12:01 AM

Inquietudes sobre el sistema nacional de seguridad

En Colombia, a lo largo del tiempo, el sistema nacional de seguridad del Estado ha sido un dolor de cabeza. Durante los últimos 70 años se han implementado varias soluciones, todas ellas insatisfactorias. El caso más reciente al respecto es el del Das y su lánguido y vergonzoso final.

Pero lo ocurrido en dicho organismo de inteligencia y seguridad no es el punto final del asunto. El sistema nacional de seguridad del Estado sigue descuadernado, desordenado. La entidad creada en reemplazo del Das, la Dirección Nacional de Inteligencia, anunciada como solución y ponderada por ser la salida a los vicios y falencias de lo que antes había, genera dudas y muchas inquietudes.

Pese a esperarse que la Dirección Nacional de Inteligencia coordinara e integrara las actividades de inteligencia y seguridad nacional, no hay aún una estrategia compartida entre las distintas instancias que tienen competencia en tales materias.

Hay inquietudes sobre la forma como se está procediendo en la etapa de liquidación del Das, no hay claridad sobre la guarda y custodia de los archivos que dicha agencia de inteligencia tenía, ni sobre los datos en ellos contenidos, ni sobre la integridad de esa información (de la cual parece que parte está extraviada).

A ello se suma que en la actualidad puede haber cerca de media docena de entidades realizando labores de inteligencia e interceptación de personas, pero entre ellas no hay coordinación real ni eficaz.  

Hoy, nadie es capaz de resolver la pregunta: ¿el remedio de liquidar el Das fue peor que la enfermedad? Muchos interrogantes, inconsistencias, contradicciones llevan a considerar que no hay un liderazgo que garantice coherencia en el trabajo y manejo de la política estatal de inteligencia.

¿Ejemplos de ello? Los equipos de rastreo (interceptación) de comunicaciones que tenía el Das se repartieron entre casi media docena de agencias de inteligencia y todas actúan descoordinadamente. Algo más: hoy la única plataforma de interceptaciones que está autorizada por la ley es “Esperanza”, que está controlada por la Fiscalía; pese a ello, la Policía está creando otra plataforma, distinta, llamada Puma (Plataforma Única de Monitoreo y Análisis) y de ello no se dio oportuna información al Fiscal General de la Nación, como ordenan las normas. Muy grave.

Publicada por
REDACCIÓN EDITORIAL
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones