Martes 2 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Miércoles 05 de Junio de 2013 - 12:01 AM

Una pelea que está costando demasiado

La pelea que se planteó entre el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, y la Corporación para la Defensa de la Mesa de Bucaramanga, Cdmb, por cuál ejerce la autoridad ambiental, le está saliendo demasiado cara a la ciudad.

A la decisión del AMB de reclamar para sí la competencia sobre los asuntos ambientales y con ello la administración de la sobretasa ambiental, ha seguido una serie de eventos nocivos para la ciudad, entre los que están las millonarias contrataciones de cada una de las partes de onerosos abogados, por casi mil millones de pesos, para demostrar quién tiene la razón.

El último capítulo en esta vergonzosa pelea fue el anuncio del secretario de Planeación, Mauricio Mejía, de que la Cdmb no le dará el visto bueno al Plan de Ordenamiento Territorial, POT, de la ciudad.

La negativa de la Cdmb obedecería a que dentro del POT se considera la escarpa occidental de la meseta como suelo de carácter urbano y la Cdmb dice que este debe ser de carácter rural, por lo cual el POT debe modificarse. ¿Qué hay detrás? Que si este terreno se considera rural, es la Cdmb la que tendría competencia sobre el mismo y la administración de la sobretasa ambiental derivada de estos predios. Si es de carácter urbano, será del AMB.

Gracias a esta negativa, el POT no tendrá el visto bueno, lo que significará que su trámite en el Concejo, que debía haberse dado desde el 2012, se aplace indefinidamente.

Mientras esto sucede, la ciudad sigue sufriendo un crecimiento desenfrenado, pues mientras se siga con el POT anterior se podrán seguir entregando licencias de construcción de la forma indiscriminada en que hoy se hace. Estas demoras inexcusables ante la aprobación del POT, solo sirven para que se muevan intereses particulares y para que quienes se verían afectados con el nuevo POT hagan lobby y lleguen a acuerdos para salvaguardar sus intereses. Ya se rumora, por ejemplo, que la baja en el índice de construcción, que actualmente es de 7 y permite edificios de hasta 25 pisos, y que en el nuevo POT sería de 5, es decir permitiría solo edificios entre 10 y 15 pisos, ya se desechó y seguirá todo igual que antes. Es increíble que la ciudad siga sometida a esta situación, que se hubiera podido evitar con una consulta ante el Consejo de Estado y un trabajo coordinado de las entidades territoriales, que evidentemente no existe.

Publicada por
REDACCIÓN EDITORIAL
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones