Miércoles 30 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Editorial
Patrocinado por:
Lunes 17 de Junio de 2013 - 12:01 AM

Fallos judiciales contra nuestras universidades públicas

Una delicada situación están atravesando las más importantes universidades públicas de la región, la UIS y las UTS, y difícilmente podrán salir de ella, salvo que quienes hoy las administran demuestren tener gran lucidez administrativa y financiera.

¿Qué ocurre en ellas, de tanta trascendencia, que haga manifestar lo anterior? Decisiones administrativas mal tomadas en años anteriores, en materia laboral y contractual en general, provocaron que se iniciaran procesos judiciales en su contra por muy elevadas sumas de dinero y llegó el momento de los fallos, ya en primera instancia, ahora en segunda instancia, y tales sentencias –que contienen condenas cuantiosas- han sido en contra de nuestras universidades.

Hace poco se notificó una o dos sentencias de segunda instancia contra las UTS y las condenas que contienen cuestan mucho más de ocho mil millones de pesos.

Como gráficamente expresó su rector al comentar tales fallos, “tocará entregarles la universidad”.

En contra de la UIS se han proferido sentencias en su contra que contienen condenas por muchos millones de pesos y se espera que en el futuro próximo se dicten otras cuya cuantía alarma, en caso de que los jueces accedan a lo pedido en las demandas.

¿Qué ha ocurrido? Que quienes en años anteriores han administrado tales universidades han tomado decisiones administrativas con notorios yerros administrativos y jurídicos y estamos en el momento en que las consecuencias salen a flote.

Lo ocurrido pone de relieve que las oficinas de asesoría jurídica de tales universidades no han sido atinadas en sus labores y también, que en más de una ocasión, dichos abogados han puesto en conocimiento de los respectivos administradores el riesgo que hay al tomar tales decisiones y, pese a ello, los rectores y vicerrectores decidieron seguir adelante.

En la contratación en general, sea ella laboral, comercial, administrativa, civil, etc., hay que tener sumo cuidado, no tomar decisiones precipitadamente, no actuar emocionalmente, estudiar mucho sus consecuencias jurídicas y económicas, so pena de atravesar momentos difíciles.

La cuantía de las sentencias condenatorias proferidas por los jueces pone en evidencia que en materia grave fallaron los administradores universitarios de hace 6, 8, 10 o más años, que no han tenido acertada asesoría jurídica y por ello viven tan difícil momento.

Y la sacrificada final será la calidad académica impartida a sus estudiantes. Eso es fatal.

Publicada por
REDACCIÓN EDITORIAL
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones